Bayer promete que no aumentará los precios “por tres meses”

Bayer promete que no aumentará los precios “por tres meses”

La empresa había recibido críticas por los fuertes aumentos que aplicó recientemente en sus productos, que llegaron hasta un 140%. También, en sintonía con el Gobierno, promete que no realizará despidos en los próximos tres meses.

bayaspirina caja

Un comunicado oficial del Ministerio de Producción argentino anunció que la empresa Bayer decidió hoy “su compromiso voluntario” de mantener el precio de todos sus medicamentos sin modificaciones, por los próximos tres meses, en respuesta al pedido del Presidente Mauricio Macri de “responsabilidad” con los precios.

La compañía selló el compromiso a través de una carta de su presidente, Kurt Soland, al Subsecretario de Comercio Interior, Javier Tizado (h), donde comparte los objetivos de “bajar la inflación, normalizar la economía y encauzarnos hacia una senda de crecimiento”.

Mediante este acuerdo, Bayer se compromete “a no aumentar y/o recomponer la estructura de costos de los precios de los medicamentos hasta el primero de agosto de 2016”. Además, la empresa se suma al “Compromiso por el Empleo”, promovido por el Ministerio de Producción de la Nación, mediante el cual expresa que no reducirá el plantel de empleados durante al menos los próximos 90 días, generará planes de inversión para promover más puestos de trabajo y trabajará junto al Gobierno Nacional argentino y a los sindicatos en una agenda de desarrollo y de mejora de calidad del empleo en el país.

Bayer recibió fuertes críticas cuando en meses pasados aumentó el precio de sus productos más populares (Bayaspirina, Cafiaspirina y Aspirinetas) entre el 68% y el 140%, mediante cambios de presentaciones y aumentos directos. No obstante, la empresa no informó que sea su intención retrotraer los precios de alguno de estos productos.


Inflación: aseguran que se compran menos medicamentos

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Misiones, Patricio Schiavo, observó que a esta altura del año “normalmente” se registra un aumento en el consumo de medicamentos en general, como antigripales y otros como antialérgicos. “Pero lo  vemos contrarrestado por la demanda que bajó mucho”, indicó.

medicamentos cajon

Agregó que en recorridas por supermercados notó que la afluencia de clientes también mermó. “Se ve que hay un recorte”, apuntó. Sostuvo que los medicamentos son necesarios y abogó por una pronta vuelta a la “normalidad”. Reconoció que los productos farmacéuticos tuvieron un incremento de precios en los últimos meses. “Han subido, como todo”, afirmó.

Por otra parte, Schiavo recomendó estar atentos ante el alerta lanzado por el Ministerio de la Nación sobre un brote importante de Influenza en Brasil. “Recomendamos que todos se vacunen, sobre todos los que están en edad adulta y los niños”, enfatizó.

En este sentido, sostuvo que hay varias obras sociales que se encargan de vacunar a sus afiliados sin cargo. Hay gremios, además, que hacen campaña. “También se puede adquirir en forma particular la vacuna que ronda entre los 180 y 200 pesos, dependiendo del tipo y marca. La inmunización es por un año. Tiene que controlar bien que sea la cepa 2016”, manifestó el profesional.


Los precios de los medicamentos en la mira de Carrió

Amenazó con denuncias públicas. Elisa “Lilita” Carrió es el arma especialmente diseñada por el Gobierno para embestir contra las empresas que, según parte del Ejecutivo, son las culpables de aumentar los precios y forzar una alza innecesaria de la inflación.

carrio-3

La diputada nacional y aliada de Cambiemos viene amenazando desde hace ya un mes con denunciar públicamente a las principales grandes compañías que estarían impulsando sin justificación las subas de precios, con una lista integrada por empresas y empresarios que, según la diputada (y también el Gobierno) eran habitués de las tertulias de Guillermo Moreno en sus días de monarca de la Secretaría de Comercio Interior.

Carrió ayer desenfundó y comenzó a lanzar munición pesada en este sentido. Luego de la caída de la sesión especial en Diputados para tratar la ley antidespidos, la legisladora lanzó: “Los formadores de precios se humillaron con Guillermo Moreno y se desataron con la libertad”; agregó que “Arcor y Molinos Río de la Plata tienen que bajar los precios” y le pidió “a la sociedad que no compre las primeras marcas que suben los precios”. Arcor y Molinos son así las primeras dos empresas que están en la mira de Carrió, y también del Gobierno.

Según la legisladora, se trataría de dos compañías que en su momento se habrían sometido a los dictámenes de Moreno y habían aceptado, sin discutir, sus políticas de controles de precios y de cierre de mercados. Esta actitud se habría mantenido luego con Augusto Costa en la Secretaría de Comercio y recién cuando Mauricio Macri triunfó en las elecciones presidenciales estas compañías habrían dejado de obedecer al kirchnerismo, siempre según la visión de la legisladora. Para Carrió, Arcor y Molinos no serían las únicas empresas en gran parte culpables de los aumentos de precios. En su mira, y también en la de muchos integrantes del gabinete económico nacional, varias cadenas de hipermercados, en especial Cencosud, están dos grandes multinacionales de producción de artículos de consumo masivo y de limpieza, varios laboratorios de medicamentos, cementeras y distribuidoras de artículos para la construcción, además de fabricantes de insumos para la industria alimentaria.

Carrió utiliza el concepto de “formadores de precios”, en referencia a las compañías que tendrían monopolios u oligopolios.

Si bien Carrió, por su formación, historia y carácter, actúa en soledad y por sus convicciones; tiene diálogo diario y constante con varios integrantes del Gobierno nacional, comenzando por Mauricio Macri. Pero además hay al menos tres integrantes del gabinete económico que tienen conversaciones habituales con la diputada. Se menciona incluso que en varias ocasiones Carrió llama a algunos funcionarios sin avisar y para consultar cuestiones puntuales, que luego se traducen en declaraciones con imputaciones públicas y directas. Ya desde hace un mes venía cuestionando abiertamente en sus conversaciones con estos funcionarios sobre el alza de los precios, aclarando que su enojo no era con los funcionarios. Pero igualmente buscaba respuestas por la inflación. Su ira fue en aumento cuando a comienzos de mayo el ministro de la Producción, Juan José Aranguren, aumentó el 10% las naftas, lo que generó protestas generalizadas en la sociedad y un particular malhumor en la diputada. Carrió disparó allí críticas al Gobierno, en especial a la forma de comunicar, pero se interesó aún más en las causas del alza de precios. Fue allí, en sus conversaciones con un ministro del gabinete nacional, donde la legisladora escuchó las quejas y desilusiones del macrismo con la actitud de gran parte de los empresarios por lo que sería una falta de solidaridad y cumplimiento de compromisos con el nuevo Gobierno. Según esta visión, los privados habían aplaudido la llegada del macrismo como forma de terminar con las políticas económicas del kirchnerismo; pero luego habrían aprovechado la liberación de los controles para aumentar indiscriminadamente los precios más allá de lo razonable.

Fuente InfoBae

 


Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter

Buscador de Noticias