Preocupante: sigue la caída en la dispensa de medicamentos

Preocupante: sigue la caída en la dispensa de medicamentos

Category : Farmacia , Salud

La tendencia que se evidenció durante 2018, continúa en 2019.

Se conocieron los datos de abril para la dispensa de medicamentos en Argentina, a nivel nacional, verificándose otra vez una preocupante caída.

Datos estadísticos de abril de 2019

Cuando se comparan las unidades dispensadas en abril de 2019 con las del mismo mes del año 2018, se verifica una caída del 6,77%. 

Si se analiza qué proporción de esa caída corresponde a medicamentos recetados (también llamados del mercado ético), se encuentra que es del 4,22%. Esto es particularmente grave porque se trata de medicamentos prescriptos para cumplir con tratamientos médicos, y que en muchos casos corresponden a tratamientos de enfermedades crónicas (cardiología, enfermedades respiratorias, ansiolíticos, diabetes, enfermedades metabólicas, entre otros).

En el siguiente gráfico se puede ver que también ha disminuido en forma notable la dispensa de medicamentos de venta libre: un 14,04%. Estos son medicamentos que se incluyen dentro del denominado mercado popular (que comprende algunos digestivos, analgésicos, vitamínicos y medicamentos para dermatología, entre otros), lo que también indica un deterioro en la calidad de vida de los pacientes.

Evolución de las dispensas

El alerta sobre una importante caída en las dispensas de medicamentos se dio por primera vez en junio de 2018, cuando se verificó una disminución total del 14% medida en unidades, comparando con el mismo mes del año anterior. Otras caídas importantes se evidenciaron en las mediciones de septiembre (8%), noviembre (9,7%) y diciembre (8,6%). 

Durante todo el 2018 se promedió una caída del 5,1%, comparando con el año anterior, lo que equivale a 38 millones de unidades de medicamentos menos dispensadas.

Estos datos están señalando dificultades de acceso a los medicamentos por parte de la población del país, ya que las mediciones son nacionales, lo que también se evidencia en la atención al público en las farmacias.

Fuentes: datos de IQVIA, producción y gráfico del Observatorio COFA.

 


Farmacéuticos y médicos rechazaron el delivery de medicamentos que propone Rappi

Los farmacéuticos y los médicos argentinos le cerraron rápidamente las puertas al delivery de los medicamentos que la asociación comercial entre Sanofi y la empresa Rappi piensa extender por varios países de Latinoamérica.

Advirtieron que las leyes argentinas no permiten avanzar con esta peligrosa propuesta.

Rubén Sajem, titular de la Sección Farmacéuticos del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal (COFyB), explicó que “estas empresas están amenazando con generar servicios médicos y farmacéuticos a domicilio”.

“Por lo que sabemos, este tipo de iniciativas tienen origen en Europa, especialmente en Francia, pero las normativas europeas y argentinas son distintas”, explicó Sajem.

Por ejemplo, en el caso farmacias, ellos quieren entregar medicamentos de venta libre a domicilio y en Argentina no es posible porque tenemos la Ley Nacional 26.567 de 2009 (que regula el ejercicio farmacéutico) que dice claramente que los medicamentos se dispensan en el mostrador de una farmacia con la supervisión de un farmacéutico, aun cuando sean de venta libre”, reforzó.

En consecuencia, “estas empresas no podrán ingresar a la Argentina por lo menos con el formato que acordaron en Francia”, anticipó Sajem.

Igualmente, “vamos a estar alertas por todo esto que implica una precarización de los profesionales de la salud y porque tenemos leyes que por el momento frenan esta posibilidad”, completó Sajem.

La Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA), también rechazó que la cadena de servicios de delivery Rappi implemente un sistema de envío de medicamentos “ya que el modelo de la hiper-precarización de los trabajadores y de insensibilidad ponen en riesgo la salud de una sociedad”.

«Esto es posible gracias a que reina la falta de regulación estatal y la falta de control por parte de los órganos de regulación, como también por los cómplices que permiten que esto suceda», sostuvo AMRA por medio de un contundente comunicado.

La entidad agregó que «la plataforma Rappi pretende, según sus declaraciones, ´revolucionar el mercado del cuidado de la salud´, tal como lo hizo recientemente en Colombia».

La Asociación agregó que en una primera instancia de este proyecto se buscará ofrecer un delivery de medicamentos y en una segunda etapa, comerciar con «suscripciones para medicamentos recetados, interacciones en tiempo real con proveedores médicos y visitas de médicos a domicilio».

AMRA culpó además al Gobierno nacional porque «no hay política de salud, ya que solo se tiende a articular respuestas ante la enfermedad, que podrían prevenirse si hubiera políticas de Estado».

«Los oportunistas se aprovechan de la anomia, ya que reina la falta de regulación estatal y la falta de control por parte de los órganos» de aplicación, completó la AMRA.

El sistema arranca en estos días en Colombia, origen de la mencionada empresa de delivery, y segúnSebastián Jaramillo, director del Departamento Pharma de Rappi, el segundo paso es extenderlo a México, Argentina y Chile, donde tiene filiales.

Vamos a revolucionar el mercado del cuidado de la salud al conectar médico y paciente de manera ágil”, afirmó el ejecutivo de Rappi.

“Queremos devolverle el tiempo a la gente”, declaró para Tiempo Argentino Matías Casoy, general Manager de Rappi Argentina, aplicando con toda sinceridad el concepto de la salud reconvertido en mercadería: “la meta es ser la super app que te permite hacer cualquier cosa”, desde productos de supermercado a médicos a domicilio.

Fuente: PharmaBaires

Ofensiva de laboratorios extranjeros por patentes medicinales

Category : Farmacia , Salud

Se debe a que ven la oportunidad ante la dependencia del gobierno argentino de los organismos internacionales y el cambio de gobierno en Brasil, que haría caer acuerdos del Mercosur. Se afectaría gravemente a la industria farmacéutica nacional y encarecería medicamentos.

CAEME, la cámara que agrupa a los laboratorios extranjeros en Argentina, descargó toda su artillería por un régimen de patentes restrictivo y funcional a sus intereses monopólicos, durante una reunión convocada por la Secretaría de Industria para discutir un plan sectorial de desarrollo para la industria farmacéutica y las pymes del sector.

Los representantes de las cámaras de laboratorios nacionales de medicamentos y biotecnológicos no podían creer lo que estaban escuchando de boca de los directivos de CAEME, durante la reunión a la que asistieron en enero, convocada para impulsar la investigación y desarrollo de medicamentos en el país, a través de un plan productivo incubado por la Secretaría de Industria.

Tampoco sorprendieron en demasía las demandas de los voceros de las multinacionales porque forman parte de un libreto repetido, aunque no se esperaba que aprovecharan la oportunidad y buscaran instalar un tema que no figuraba en la agenda.

Para comenzar, CAEME exigió abiertamente la derogación de las Guías de Patentabilidad adoptadas por Argentina en el marco del Mercosur, que han sido objeto de una ofensiva desde que las nuevas autoridades prohijadas por la Asociación Argentina de Agentes de Propiedad Industrial desembarcaron en el INPI.

CAEME también exigió que “se cumpla con la ley de patentes” que supuestamente sigue siendo violada o bastardeada por las autoridades argentinas y finalmente pidió que Argentina acepte el leonino capítulo que exige la UE para firmar un tratado de libre comercio. Brasil también se había resistido a aceptar esas condiciones, aunque con el nuevo gobierno podría cambiar ahora su posición.

En conclusión, CAEME disparó de nuevo una ofensiva por las patentes farmacéuticas a sabiendas que tiene un año con viento a favor, porque el endeudamiento del gobierno argentino y su dependencia de los organismos internacionales ofrecen un campo de cultivo para que avancen sus demandas.

“Sería el fin de la industria nacional”, se atajaron los representantes de los laboratorios nacionales, mientras el anfitrión, el secretario de Industria, Fernando Grasso, se mostraba impasible, neutro o desconectado de las consecuencias de ese escenario que proponen las multinacionales.

La industria nacional salió de la reunión -próximamente se convocará a una nueva ronda- preocupada porque la sensación es que CAEME va por todo en un año que se presenta complejo.

“Venimos de un año (2018) con una sensible pérdida en la venta de unidades y ahora que nos convocan para discutir un modelo productivo, CAEME reaviva la ofensiva por patentes monopólicas que nos dejerían fuera del mercado”, analizaron voceros de los laboratorios nacionales.

Precisamente, en el borrador que dejaron en el escritorio de Grasso, los nacionales pidieron “la publicidad en 30/60 días de todos los pedidos de patentes realizados en el INPI” y “respeto al esquema de legislación de patentes argentina -que contempla todos los puntos negociados en la OMPI- en las distintas negociaciones bilaterales o interbloques”.

Específicamente se requiere especial cuidado en las negociaciones UE-Mercosur en donde se quiere elevar sustancialmente el marco patentario”, alertaron en su borrador.

El resto de las propuestas incluye beneficios para el sector como “la amortización acelerada de los bienes de capital destinados al equipamiento para I+D+I (investigación, desarrollo e innovación)”.

También se propone “la exención del IVA, de aranceles y de otros gastos de importación para bienes, maquinarias y equipos destinados a I+D+I. La certificación de este régimen será similar al anterior”.

Fuente: Pharmabaires

Sigue bajando la dispensa de medicamentos en Argentina

Category : Farmacia , Salud

Se conocieron las cifras de noviembre de 2018, que muestran que se agudiza la situación.

Los comparativos de dispensa de medicamentos, medida en unidades entre noviembre de 2018 con respecto a las del mismo mes del año 2017, muestran una drástica disminución del 9,84%, para el total de medicamentos.

El dato se traduce en 5 millones de medicamentos menos por mes, comparando el total de medicamentos dispensados en noviembre de 2018, en referencia a noviembre de 2017.

Se agudizó la reducción en el uso de medicamentos del llamado “mercado popular” o de venta libre (bajó un 16,13%), pero también es preocupante la baja en el uso de los medicamentos recetados, que constituyen el llamado “mercado ético”, que disminuyó un 7,54%.

Dentro del llamado “mercado ético” se incluyen medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónicas (hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras), lo que es preocupante porque se puede deducir que se están abandonando dichos tratamientos.

Si se comparan los precios promedio de los medicamentos en el trimestre que finaliza en noviembre de 2018, se observa que acompañan al índice general de precios al consumidor.

La baja en las dispensas puede deducirse, entonces, que se debería a la pérdida acumulada del poder adquisitivo de salarios y jubilaciones, que no se incrementa en la misma medida que los precios de los productos y servicios de primera necesidad, incluidos los medicamentos.

Estos datos confirman la tendencia a la baja en el uso de medicamentos que comenzó a hacerse evidente desde el mes de junio de 2018, cuando en un solo mes bajó la dispensa un 14,01%, encendiéndose la alarma (ver nota aquí).

Fuente de datos y gráficos: Observatorio Confederación Farmacéutica Argentina.

La crisis en Argentina llegó a los medicamentos: cada vez se venden menos unidades

Tags :

Category : Farmacia , Medios de Prensa

La merma en la venta de unidades del mercado farmacéutico fue de 4% entre enero y octubre de 2018 (19,76 % para venta libre y 2,01 % para venta con receta), comparado con igual período de 2017, informó el Observatorio de Salud, Medicamentos y Sociedad de la COFA.

La venta de unidades en los diez primeros meses de 2017 para el conjunto del  mercado ético fue de 457.613.148 unidades, mientras que en igual período del año pasado descendió a 439.118.293, con una caída de 18.494.855 unidades,  según  el informe elaborado por la COFA con información propia y de la consultora IQVIA.

Los diez medicamentos más dispensados del mercado ético, entre enero y octubre de 2017, vendieron  52.460.297 unidades, mientras que en igual período del año pasado la dispensa retrocedió a 51.405.274 unidades. La diferencia equivale a 2,01 por ciento y 1.055.023 unidades menos.

El retroceso en las ventas de medicamentos se trasladó al mercado de venta libre o mercado popular, que había experimentado un sostenido crecimiento en la última década, pues entre los diez medicamentos más dispensados vendieron  28.286.434 unidades entre enero y octubre pasado, mientras que en igual período de 2017 fueron despachadas en farmacias 35.253.329 unidades.

Esos diez medicamentos más dispensados sufrieron una baja del 19,76 %, que representó 6.966.895 unidades menos.

Medicamentos antihipertensivos para enfermedades crónicas como Enalapril y Losartan sufrieron una retracción del 3,16 y 0,66 por ciento, respectivamente, detalló el informe.

El antibiótico amoxicilina evidenció una baja en el consumo de 7,98 por ciento, equivalente a 422.000 unidades.

La COFA analizó como “llamativo en drogas destinadas a patologías crónicas” la caída de ventas en los antihipertensivos y en cambio calificó de “positivo” la caída del consumo de antibióticos, “siempre que se deba a un uso racional del mismo”.

Al mismo tiempo, la caída de venta de ibuprofeno (Ibupirac) de Pfizer llegó al 18,17  por ciento con una merma de 688.200 unidades en sus presentaciones de 600 y 800 mg en comprimidos pediátricos, suspensión y gotas.

El ibuprofeno (Actron) de Bayer  sufrió  también una caída en las ventas de  4,71 por ciento, pero solo en la presentación de 600 mg.

El informe precisó que bajó la venta de Alprazolam en 3,83 por ciento (168.800)  pero a contramano de la tendencia aumentó la dispensa de Clonazepam en 4,12 por ciento, equivalente a 162.800 unidades.

Así también, “en momentos de crisis económica generalmente aumenta el consumo de psicofármacos y en este caso la dispensa de Alprazolam disminuyó 3,83 por ciento y, sin embargo, el Clonazepam aumentó. 4,12 por ciento. ¿Los especialistas migraron las prescripciones de una droga a la otra?”, se preguntó la COFA.

Como dato positivo (aún con la crisis como trasfondo) la COFA mencionó que “la gente ha dejado de comprar los medicamentos de venta libre, es decir aquellos que los consumidores utilizan por su propia iniciativa”,  señaló el informe. La merma en el segmento de venta libre fue de 19,6 por ciento en el período analizado.

Fuente: Pharmabaires en base a datos del Observatorio de la COFA

Retiran nuevos lotes de valsartán

Category : Farmacia , Salud

Contienen una impureza cancerígena

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha publicado varias Alertas de retirada, que afectan a nuevos lotes de diferentes presentaciones de medicamentos con el principio activo VALSARTÁN. Según la AEMPS, se han detectado una serie de impurezas (N-Nitrosodimetilamina – NDMA; N-Nitrosodietilamina – NDEA) en el principio activo fabricado por una serie de proveedores.

Desde el Consejo General español se ha estado trabajando para mantener informados a los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, así como en la incorporación de la información facilitada por la AEMPS respecto a la alerta, en la Base de Datos del Consejo General, Bot PLUS, a efectos de facilitar a los farmacéuticos la labor de dispensación. Se ha elaborado un video sobre la forma de localizar esta información en Bot PLUS.

El caso de la contaminación de medicamentos conteniendo valsartán con una impureza cancerígena se conoció en julio de 2018 (ver nota aquí) y desde entonces el alerta se ha ampliado a nuevos lotes de productos.

Asimismo, los farmacéuticos españoles han trabajado con el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en la elaboración de un Protocolo de gestión para la retirada/devolución de las lotes afectados por la alerta de retirada (ver alerta actualizada aquí).

 


El caso del valsartan contaminado

Category : Farmacia , Salud

Reconocieron que la contaminación vendría desde hace seis años

Desde julio de 2018 las agencias oficiales europeas de control informaron que se había detectado la aparición de una impureza probablemente carcinogénica (según la clasificación de la IARC de la OMS) en determinados medicamentos que contienen valsartán. Se ordenó entonces, en aplicación del principio de precaución, la retirada de los lotes de las marcas de medicamentos conteniendo valsartán que pudieran contener la impureza peligrosa.

Las agencias europeas informaron acerca de la detección de N-Nitrosodimetilamina (NDMA) en el principio activo valsartán fabricado por Zhejing Huahai Pharmaceutical Co. (Ltd (BS 1) Channan Site, RC-317016 (China). Dicha impureza se habría generado como consecuencia de un cambio en el proceso de fabricación de valsartán autorizado por el EDQM (siglas en ingles de European Directorate for the Quality of Medicines & HealthCare, Dirección Europea de la Calidad de los Medicamentos) del Consejo de Europa.

N-Nitrosodimethylamine (NDMA) está clasificada como “probablemente carcinógenica para humanos” (Grupo 2A) por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, 1987)

Esta alerta afectó a múltiples países a nivel europeo y mundial, que procedieron, a su tiempo, a ordenar la retirada de los medicamentos afectados.

Valsartán es un principio activo antagonista del receptor de la angiotensina-II que se utiliza para tratar la hipertensión arterial. Se encuentra disponible sólo o en combinación con otros principios activos.

En estos momentos las autoridades europeas de medicamentos (la Agencia Europea de Medicamentos, EMA, y las agencias nacionales) están trabajando con Zhejiang Huahai para resolver esta situación tan rápido como sea posible, evaluando asimismo el posible riesgo asociado.

La alerta recomendó a los pacientes dejar de usar las marcas involucradas de inmediato, no obstante, también se recomendó no interrumpir los tratamientos.

La contaminación habría comenzado hace seis años y se está evaluando aún su alcance real

Según informaciones recientes, la contaminación del fármaco valsartán iría más allá de unas partidas de lotes.

Como reconoce la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés), este medicamento ha podido estar contaminado con la sustancia carcinógena N-nitrosodimetilamina (NDMA) desde hace seis años.

“Una investigación llevada a cabo por Zhejiang Huahai indica que la presencia de NDMA está vinculada a cambios introducidos en el proceso de fabricación en 2012”, admite la autoridad sanitaria europea.

Durante todos estos años, multitud de empresas en todo el mundo han utilizado el valsartán proveniente de la fábrica asiática. “Fue la propia Zhejiang Huahai quien informó la situación a los fabricantes europeos que usan su sustancia activa valsartán para fabricar estos medicamentos, quienes informaron, a su vez, a los reguladores de la Unión Europea”, explica un portavoz de la EMA.

“Como precaución, se revisarán otros medicamentos de valsartán por si pudieran estar afectados. Como la revisión llevada a cabo por la EMA es un procedimiento en curso, no contamos con información adicional en esta etapa. Una vez que se disponga de más información sobre la investigación, se hará pública”, añade.

El valsartán es un medicamento contra la hipertensión que se utiliza en diferentes presentaciones en multitud de fármacos. El fármaco original fue lanzado por Novartis en los años noventa, pero ya desde la pasada década se comercializan los genéricos. La compañía china fabrica el principio activo que luego envía a los laboratorios para que generen el producto terminado y lo vendan bajo sus marcas propias.

NDMA: una conocida sustancia carcinógena

La sustancia NDMA aparece en la fábrica de Linhai (China) de Zhejiang Huahai tras cambiar los procesos de producción en 2012, como reconoce la EMA. Este carcinógeno se produce de forma involuntaria por reacciones con otras sustancias químicas llamadas alquilamina y la Organización Mundial de la Salud ha advertido de su potencial cancerígeno.

“Tenemos evidencias indirectas del efecto carcinógeno del NDMA, ya que se ha comprobado que produce tumores en animales, por lo que podemos asumir que ocurre también para los humanos”, señala Aitana Calvo, secretaria científica de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Se conoce que esta sustancia produce daño hepático y si se tiene una exposición crónica puede provocar tumores hepáticos, además de tumor de pulmón, ya que es uno de los componentes del humo del tabaco.

Esta experta en oncología tranquiliza a la población porque cree que no es probable que existan ­muchas personas que ­hayan estado afectados ­durante forma prolongada, ni expuestas a grandes cantidades de NDMA. Opina que hasta conocer más datos no se debería hacer ningún estudio específico con los pacientes afectados. De hecho, haciendo una analogía con los fumadores, señala que ni siquiera en ese caso hay un consenso médico para hacer un screening (cribado). “Pero sí se debe aclarar qué ha sucedido y si afecta a otros productos”.

Una llamada de atención

Si bien no todos los pacientes pueden haber consumido lotes contaminados durante seis años, se están realizando estudios sobre el posible riesgo clínico para los pacientes en el ámbito europeo.

También, el caso es una llamada de atención para la necesidad de un control de la forma de trabajo de distintos laboratorios productores, en distintos países.

La investigación está recién en el comienzo, la agencias europeas han iniciado los procedimientos de investigación y están en contacto con el laboratorio chino. Se está trabajando de forma conjunta para investigar qué ha dado lugar a esta impureza, los niveles de NDMA en estos medicamentos de valsartán, su posible impacto en los pacientes que lo han tomado y qué medidas se puede tomar para reducir o eliminar la impureza en los futuros lotes que produzca la empresa, informan desde la Agencia Europea del Medicamento.

Fuente: Comunidad Farmacéutica


El nuevo convenio PAMI: podría ser insostenible para la mayoría de las farmacias

Ya se ha conocido la propuesta del nuevo convenio para provisión de medicamentos, que PAMI ha hecho llegar a las entidades que representan a las farmacias. Las condiciones de financiación son aún más exigentes que las que están ahora vigentes, y podrían dejar a las farmacias pequeñas y medianas fuera de la atención a la obra social de los jubilados. En esta nota se adjunta el texto completo del nuevo convenio.

PAMI ya hizo llegar el nuevo convenio, que estaría vigente desde el 1 de noviembre, a las cinco entidades que representan a las farmacias del país, que serían las firmantes del convenio: COFA (Colegios del país), FACAF (Cámaras), AFMSRA (Mutuales y sindicales), ASOFAR (Cámara de grandes farmacias) y FEFARA (Colegio de Santa Fé y otros).

Si bien se proclama por parte del PAMI una operatoria más directa con las entidades que representan a las farmacias, el nuevo convenio no admite en la práctica posibilidad de discusión ni de contrapropuestas para estas entidades que representan a las farmacias prestadoras: las condiciones han sido impuestas por el PAMI y la lógica es «tómalo o déjalo».

Una parte decisiva del convenio es la modalidad de pagos, que sería la siguiente:

  • El 70% del pago se hará dentro de los 20 días corridos contados desde la presentación mensual que realicen las farmacias, a través de sus entidades.
  • Otro 16% se pagará a los 40 días corridos desde la presentación.
  • El 14% restante se hará a los 70 días corridos desde la presentación.

Este mecanismo de pago se aplicará a medicamentos ambulatorios, clozapina y diabetes.

Es fácil ver que la farmacia recibirá la parte que le corresponde, de la escasa rentabilidad que le permite el convenio, hasta tres meses después de la dispensa (70 días más el plazo hasta la presentación), y que el primer pago que recibirá (a los 20 días más el plazo hasta la presentación) tampoco le permitirá solventar el costo de los medicamentos que entregue (ya que en el 70% del pago estará deducida la «bonificación» que aporta la farmacia al PAMI), ni tampoco este primer pago parcial llegará a tiempo para afrontar los pagos que deben realizar las farmacias a las droguerías.

De lo anterior se desprende que la farmacia deberá seguir financiando el sistema, entregando medicamentos que ya ha pagado y esperando tres meses para cobrar la parte que le corresponde por sus servicios. Esto aún suponiendo que se respeten los plazos de pago previstos en el convenio, aunque es sabido que el PAMI atrasa o demora los pagos más allá de lo previsto en lo que se firma. Esto provocaría con el tiempo una concentración de la atención en cada vez menos farmacias, que serán las que tengan la capacidad financiera para hacer frente a las condiciones que se imponen. Esto también podría ser una intención oculta en el convenio.

Tampoco está garantizado en el convenio que la «bonificación» (que aportan las farmacias al PAMI) esté en relación con su facturación o su ubicación geográfica: PAMI no alienta un aporte diferencial que beneficie a las farmacias pequeñas y medianas, salvo que operen en zonas geográficas muy desventajosas.

El PAMI ha llegado a esta situación por su necesidad de reducir costos (ver nota aquí) y el resultado que se espera es que haya un «PAMI  cada vez más chico», según reconocen los funcionarios por lo bajo, debido a la reducción del presupuesto que se le ha impuesto, con pagos por medicamentos y prestaciones que deberán ser cada más acotados.

El punto central del conflicto, que dejó de lado a los laboratorios nacionales del convenio cuando no aceptaron las condiciones del instituto, es que el PAMI desde el año 2016 ha aumentado su presupuesto apenas un 68%, con lo que tiene que enfrentar costos en prestaciones médicas, medicamentos y gastos de logística que han aumentado en los últimos años en un 250% promedio.

No obstante las condiciones dudosas del convenio algunos dirigentes del sector que representa a las farmacias ya se han apurado ha firmarlo (ver nota aquí), sin consultar con las otras entidades. Una estrategia que usó el PAMI es negociar con las cinco entidades por separado, lo que también puede traer problemas para las farmacias, si la dirigencia que la representa actúa en forma dividida y en función de sus propios intereses. Sin coordinar acciones con las otras entidades, una de ellas ya firmó con PAMI: Fefara, la entidad que lidera el Colegio de Santa Fe y que preside desde hace años en forma ininterrumpida Manuel Agotegaray. Las otras entidades han adelantado que consultarán previamente a sus asociados los pasos a seguir.

A continuación publicamos el texto completo del nuevo convenio:

VER EL NUEVO CONVENIO PAMI AQUÍ 


PAMI sigue dividiendo: ahora va por las farmacias

Las negociaciones para la firma del nuevo convenio se realizan en forma separada con cada una de las cinco entidades que agrupan a las farmacias del país. Aún no están claras las condiciones que deberán soportar las farmacias, pero algunas ya firmaron.

De la misma forma en que lo hizo con los laboratorios medicinales, la negociación del PAMI con las entidades que agrupan a las farmacias será por separado, y ya les envió, a cada entidad, copia del convenio que regiría a partir del 1 de noviembre.

Sin coordinar acciones con las otras entidades, una de ellas ya firmó con PAMI: Fefara, la entidad que lidera el Colegio de Santa Fe y que preside desde hace años en forma ininterrumpida Manuel Agotegaray, desde su desmembramiento de la COFA.

Las otras entidades aún están analizando el convenio, ya que no se sabe qué productos integrarán el vademecum, ni qué laboratorios se sumarán a la prestación, ni tampoco si se respetarán las condiciones de pago a las farmacias y con qué reaseguro.

Particularmente, preocupa la situación de las farmacias pequeñas y medianas, que hasta ahora cobraban parte de la prestación incluyendo el denominado «calce financiero», mediante el cual se adelantaba el pago del costo de los medicamentos. Este mecanismo de pago no se aplicaba a todas las farmacias, sino solamente a las pequeñas y medianas y no a las que son propiedad de grupos económicos. El adelanto de pago a corto plazo para cubrir el costo de los medicamentos es el oxígeno que necesitan las farmacias pequeñas y medianas para poder atender a la obra social de los jubilados, a través de la cual se dispensan el 40% del total de los medicamentos recetados en el país.

El PAMI, por el contrario, siempre se ha inclinado a una «bonificación» (retención) uniforme para todas las farmacias, y a que atiendan todas en las mismas condiciones. La experiencia indica que ante atrasos en los pagos de la obra social, o ante cambios inesperados en las condiciones o en los aportes que realizan las farmacias, el convenio sobrevive solamente para las farmacias que tienen mayor capacidad financiera, lo que es buscado -a esta altura queda claro- por fuertes intereses que operan en el sector.

La perspectiva de los problemas de pago y financieros debe tenerse presente, ya que el PAMI está obligado a recortar su presupuesto en 10 mil millones de pesos en el año 2019 (ver nota aquí). Ese recorte se hará mayoritariamente en el rubro medicamentos: PAMI quiere pagar en el 2019 lo mismo que pagaba en medicamentos para los jubilados en el 2016, a pesar de que los precios en este período han aumentado un 250% promedio.

Por su lado, las farmacias también se enfrentan a una disminución en la facturación, por retracciones en la compra de medicamentos (ver nota aquí).

El PAMI entonces está entrampado en una ecuación que no cierra: debe reducir su presupuesto y pagar medicamentos que aumentan inevitablemente. Las farmacias, en muchos casos PAMI dependientes, tienen su propia ecuación difícil de resolver: aumentos de costos fijos, retracción en las ventas y una baja que se viene en la facturación al PAMI, que quiere pagar cada menos por los medicamentos.

Con la industria fuera del sistema de prestación, ahora las discusiones serán directas entre el PAMI y las farmacias, aunque estas por el momento tienen sus entidades divididas, que no actúan de común acuerdo.

 


PAMI, divide y reinarás: quiere negociar por laboratorio

La estrategia para el nuevo convenio de provisión de medicamentos a los jubilados es dividir a los laboratorios nacionales. PAMI quiere pagar lo menos posible, porque está obligado por acuerdos con el FMI a recortar drásticamente su presupuesto. Los laboratorios extranjeros recibieron la orden de sus casas matrices de apoyar al gobierno, ya que recibirán beneficios por otro lado, con las modificaciones a la ley de patentes, pero al PAMI el apoyo de los extranjeros no le sirve en el sector ambulatorio, porque tienen precios mucho más caros. La salida a la encrucijada aún no se vislumbra.

El PAMI informó a las cámaras de laboratorios nacionales que pretende negociar laboratorio por laboratorio el nuevo convenio a aplicarse a partir del primero de noviembre. La zanahoria es la promesa de reconocer la inflación.

Las primeras reuniones entre el presidente del PAMI, Sergio Cassinotti, y las cámaras CILFA y Cooperala confirmaron las versiones que el propio funcionario había dejado circular en las semanas previas, sobre los cambios que se propone introducir en la relación con los laboratorios.

Básicamente, Cassinotti informó que a partir de ahora PAMI negociará laboratorio por laboratorio y evitará acuerdos con las cámaras de los laboratorios nacionales.

La exigencia alcanza solo a las cámaras de los laboratorios nacionales, ya que CAEME no rescindió el convenio y en términos prácticos se supone que sigue vigente.

Cassinotti  lanzó una zanahoria sobre la mesa: los laboratorios que acepten la negociación directa se beneficiarán con una actualización mensual  de precios que reconocerá el 100 por ciento de la inflación dejando atrás el tope del convenio actual que admitía una actualización de precios equivalente al 70 por ciento.

La estrategia de Cassinotti es conseguir un quiebre entre los laboratorios nacionales, que por ahora no han exhibido fisuras, pero existe la suposición que ante el fracaso de una negociación colectiva, algunos (o muchos) aceptarán las nuevas reglas de juego.

Por ahora esa posibilidad es lejana y la sensación es que los laboratorios nacionales están con un pie afuera y  analizando un eventual “Plan B” para después de la ruptura que se vislumbra.

Al mismo tiempo, se profundiza la grieta entre los nacionales y los extranjeros que ha sido un éxito innegable de Cassinotti cuando consiguió que CAEME rompiera el monolítico frente empresarial y fuese a firmar el convenio al que se resistían las otras dos cámaras.

La actitud de los laboratorios extranjeros responde a las directrices de sus casas matrices, de apoyar al gobierno argentino como lo hicieron en el ámbito del FMI.

Actitud que es correspondida por el gobierno argentino que se ha propuesto firmar un tratado de libre comercio con la UE aceptando las condiciones leoninas en el capítulo de propiedad intelectual por afuera y al margen de los socios del MERCOSUR.

La sensación es que se ha ingresado por un camino sin retorno y que la decisión de reemplazar a farmalink como corazón del sistema implicó una ruptura por anticipado.

“Vamos a profundizar el modelo porque no hay dinero y tenemos que adoptar decisiones muy rápidas”, deslizó Cassinotti recientemente en un encuentro con dirigentes farmacéuticos.

En el Arca de Noé de PAMI cada vez hay menos plazas disponibles.

Fuente: Pharmabaires

Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter

Buscador de Noticias