España: sancionan a un médico por recetar medicamentos caros

España: sancionan a un médico por recetar medicamentos caros

En su defensa el profesional alegó que no tiene por qué conocer los precios de lo que receta. Los límites de la libertad de prescripción.

Se dio a conocer la sanción a un médico en España por excederse en los valores de las recetas que prescribía, de acuerdo a lo acordado en las normativas para la sanidad pública. La sanción se la impuso en primer término la Conserjería de Sanidad de Galicia, y luego fue confirmada por la justicia.

El Juzgado consideró que el incumplimiento de los indicadores de prescripción farmacéutica, que se impusieron para racionalizar el gasto sanitario, es una falta grave. La sanción económica que se le impuso al médico fue el equivalente a un mes de sus honorarios.

La Administración de Galicia aprobó acuerdos de gestión con el fin de controlar la prescripción de medicamentos que realizan los médicos. Las indicaciones a cumplir eran, en el momento de la sanción al médico: el costo medio por receta debe ser menor a 13 euros. El porcentaje de prescripción de genéricos debe ser mayor al 41 por ciento. La prescripción de novedades terapéuticas debe ser menor al 1,5 por ciento. Estos acuerdo son firmados y aceptados expresamente por el médico.

El perfil de prescripción del médico sancionado en el periodo analizado fue en costo/recetas 17,68 euros (estándar 13 euros); en genéricos, 24,75 por ciento (estándar 41 por ciento); en alteraciones terapeúticas no eficientes, 43,5 por ciento (estándar 16 por ciento). También el médico se excedió al recetar novedades terapéuticas: 43,5 por ciento (el estándar a cumplir es 16 por ciento).

En su descargo, el médico argumentó que no cumple con los estándares que se le solicitan porque la prescripción de novedades terapéuticas está justificada, porque no tiene por qué saber el precio de los medicamentos ya que este es un problema entre los administradores de la sanidad y la industria, y que como médico tiene libertad de prescripción. 

Respecto a la libertad de prescripción en la sanidad pública, el fallo reconoce que es un derecho innegable del facultativo, pero no es absoluto y tienen sus límites. Esta libertad de prescripción es la que también alegaron las corporaciones que defendieron al médico durante este caso, con resultado negativo, ya que recayó sobre el médico la sanción avalada por la justicia.

En los informes periciales que solicitó el juzgado, se evaluó, como ejemplo, que no existen datos objetivos para concluir que la pitavastatina (ampliamente recetada por el médico sancionado) fuera más beneficiosa para la salud del enfermo que otras estatinas, como la atorvastatina, con menos complicaciones y menor gasto para el sistema público. El precio de la pitavastatina por receta, que el médico alegó desconocer, es de 31,39 euros mientras que el de la atorvastatina es de 9,38 euros.

La sentencia acusa al facultativo de no cumplir con sus obligaciones, entre otras, “ejercer la profesión con lealtad, eficacia y observancia de los principios deontológicos, científicos y éticos; cumplir con diligencia las instrucciones recibidas de sus superiores jerárquicos, y colaborar eficazmente en la consecución de los objetivos cuantitativos”.


Médicos contra la prescripción por nombre genérico, y contra los farmacéuticos.

La Academia Nacional de Medicina consideró que la prescripción por nombre genérico “obstaculiza” la labor del médico. En un confuso comunicado, la entidad, que representa el pensamiento médico conservador, desmerece la actuación de los farmacéuticos, pretendiendo que el médico intervenga tanto en la prescripción como en la dispensa de medicamentos.

medico prescribe 2
Los médicos quieren recomendar marcas.

La Academia Nacional de Medicina expresó su “preocupación” por el proyecto de reforma de la Ley de Genéricos, cuyo tratamiento ha sido postergado en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados a la espera de dos jornadas de debate con académicos, sanitarias, colegios profesionales y cámaras empresarias.

La Academia Nacional se pronunció contra los cambios en la Ley 25.649 de prescripción por el nombre genérico durante un reciente Plenario Académico de la institución, que emitió una declaración advirtiendo que de aprobarse los cambios en debate legislativo desplazarán “la decisión del médico al farmacéutico”.

En la declaración del Plenario Académico titulada “Obstáculos para el ejercicio profesional”, se afirma que la obligación de recetar por nombre genérico convertirá al farmacéutico “en el único responsable de la dispensa” del medicamento.

“De esta forma no se considera válida la decisión y la responsabilidad del médico siendo éste, según la legislación, el único responsable de la medicación de los pacientes y no la farmacia atendida habitualmente por personal no profesional”, advirtió la declaración.

“Reformas como la propuesta impiden la actividad normal del médico, rebajan su calidad profesional y no aseguran la efectividad de un tratamiento”, subrayaron.
En consecuencia, consideraron que “es de desear que medidas como la presente no sean aprobadas por las autoridades”.

academia nac medicina

La Academia dio su interpretación,

a favor del modelo médico conservador.

La Academia Nacional explicó que “en caso de no cumplir con la obligación” de recetar por el nombre genérico del medicamento como propone el proyecto legislativo en debate en la Comisión de Salud, “toda receta se tendrá por no prescripta careciendo de valor alguno para autorizar su expendio”.
En consecuencia, “la receta no será abonada por obras sociales, medicina prepaga y organismos del Estado”, subrayaron.

La Comisión de Salud postergó la aprobación del proyecto que propone modificar la Ley de Prescripción de Medicamentos por su Nombre Genérico, a pedido de Cambiemos y por consenso se acordó convocar a dos jornadas para debatir su aplicación con profesionales de la salud, académicos, colegios profesionales y cámaras empresarias.

Cooperala, una de las cámaras en cuestión, había pedido por nota dirigida a la Comisión de Salud el beneficio de exponer su posición antes de la votación del proyecto.

Voceros de la comisión parlamentaria recordaron que Cambiemos había acordado aprobar el proyecto en comisión pero que, finalmente, optaron por “patear para adelante”.

Ante las diferencias que surgieron en la comisión, se decidió  “congelar” por ahora el dictamen y convocar, por consenso, a las jornadas de debate.
Voceros de la industria recibieron con satisfacción la postergación, pero reiteraron que “sorprende la actitud del PRO que ahora está a favor de los genéricos”.

Una vez más, adjudicaron ese cambio de posición a la estrategia del vice jefe de Gabinete, Mario Quintana, ex CEO de Farmacity y enfrentado, desde hace tiempo, con las cámaras industriales en general y con algunos laboratorios nacionales, en particular.

Para algunos empresarios del sector, Quintana quiere “abrir el mercado farmacéutico argentino a fondos de inversión del extranjero, que vendrán a comprar laboratorios de genéricos, para luego competir contra los laboratorios de marca con el apoyo de las cadenas de farmacias”, como Farmacity.

Para ver el comunicado oficial de la Academia click aquí

Fuente: PharmaBaires, Info Farma.


Recetas sin marcas comerciales: avanza el proyecto de ley

El Congreso argentino comenzó a tratar un proyecto de ley que modifica la Ley de Prescripción por Nombre Genérico, para que las recetas de medicamentos no incluyan ninguna marca comercial.

receta medica

La comisión de Salud de la Cámara de Diputados, presidida por Carolina Gaillard, comenzó a tratar este martes un proyecto de ley que prevé la obligatoriedad de la prescripción médica por el nombre genérico de los medicamentos, y considerar nulas aquellas recetas médicas que no cumplan con la ley.

Sobre la modificación de la Ley de Prescripción por Nombre Genérico (Ley 25.649), Gaillard –autora de la inciativa- explicó que “la ley de 2002 (vigente en la actualidad) estipula la obligatoriedad de prescribir por nombre genérico, pero prevé la posibilidad de mencionar la marca comercial del medicamento”.

“De este modo, la excepción se hizo regla. Es muy bajo el porcentaje de recetas que hoy cumplen con la ley vigente”, expresó la entrerriana del Frente para la Victoria al fundamentar la iniciativa.

Y agregó: “Con esta propuesta de modificación intentamos promover que la norma sea una herramienta eficaz para que los pacientes no sean víctimas de abusos comerciales y puedan elegir libremente los medicamentos consultando a su farmacéutico las distintas opciones de la droga prescripta por el médico, evitando que sea inducido a adquirir una en particular”.

El diputado Sergio Wisky, de Cambiemos, apoyó esta iniciativa aunque solicitó esperar una semana más para la firma del dictamen de la comisión, y el resto de los bloques se sumó a este compromiso.

Para el tratamiento de este tema, la comisión invitó a Jorge Rachid, médico sanitarista; Daniel Gollán, exministro de Salud de la Nación; Rubén Sajem, del Colegio de Farmacéuticos de la Capital Federal y Patricio de Urraza, doctor en Bioquímica, vicedecano de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de la Plata y expresidente de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP).

Rachid señaló que “la sanción de esta modificación a la ley de genéricos representa una política de Estado”. “Nosotros sostenemos y defendemos que el medicamento es un bien social y las reglas de juego no pueden quedar libradas al mercado; por eso, si hablamos de accesibilidad también debemos hablar de precios y de la estructura de costos”, explicó.

A su turno, Gollán explicó que “los costos de los medicamentos ponen en jaque cualquier sistema de salud del mundo; la prescripción por genéricos es crucial ya que casi un tercio de la inversión en Salud se lo lleva la industria farmacéutica”. Asimismo, realizó un “llamado a los colegas médicos para que prescriban por el nombre genérico, ya que las normas en sí mismas no cambian la realidad. Con la ley no alcanza, hay que cumplirla”.

Patricio de Urraza, manifestó: “La producción pública de medicamentos genera una baja de precios y revela el verdadero costo de la producción de medicamentos. Así que considero que esta ley abre una discusión sobre cómo el Estado se plantea el abordaje de las distintas aristas del tema medicamentos. Para nosotros, el rol del Estado es garantizar la accesibilidad al medicamento, ya que la industria farmacéutica tiene como fin maximizar sus ganancias”.

Por su parte, Rubén Sajem, Presidente del Sección de Farmacéuticos del Colegio de Farmacéuticos de la Ciudad de Buenos Aires, ratificó que “una gran mayoría de los médicos ya no receta por nombre genérico sino que lo hace por marca comercial, y los farmacéuticos se ven obligados a suministrar el medicamento, ya que si no lo hacen podrían incurrir en abandono de persona”.

Fuente: Parlamentario.com


Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter

Buscador de Noticias