Una “Farmamóvil” frente a Tribunales

Una “Farmamóvil” frente a Tribunales

Farmacéuticos en alerta por lobbies en la Corte Suprema de Justicia argentina para instalar farmacias shopping y conseguir beneficios en la atención al PAMI.

El primer jueves de diciembre, desde temprano y hasta las 14 hs., por iniciativa del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, se instaló un “Farmamóvil” frente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Allí y en los alrededores, los farmacéuticos estuvieron entregando material informativo, respondiendo consultas y explicando las consecuencias que tendría una decisión de la Corte -que fuera contraria a las leyes actualmente vigentes-, para la salud pública, para las farmacias comunitarias y para el acceso de la población a los medicamentos.

La iniciativa se mantendrá los jueves del mes de diciembre, de 10 a 14 hs frente al Palacio de Tribunales, con la consigna Cuando la salud está en peligro el remedio es la justicia.

El trailer también recorrerá otros lugares de la provincia de Buenos Aires, para promover campañas sanitarias de prevención, dando información a los pacientes, realizando controles de presión arterial, y será un espacio para conversar con el público y compartir material de defensa profesional.

También para responder sus consultas, sobre todo las referidas a las consecuencias que tendría vulnerar las leyes vigentes para la salud pública, para el acceso al medicamento y las farmacias comunitarias.

La situación es debida a una doble pretensión de la cadena Farmacity: por un lado pretende que la Corte Suprema avale cambiar las normas existentes, que garantizan un servicio farmacéutico adecuado y garantías para el acceso de la población a sus medicamentos.

Por otro lado, la mega cadena de farmacias -propiedad de un funcionario del gobierno nacional-, presentó un requerimiento para que se le mejoren los beneficios que recibe por atender a los afiliados de la obra social PAMI, en detrimento de las farmacias pequeñas y medianas, o situadas en lugares alejados de los grandes centros urbanos.

 


Farmacity pide beneficios del PAMI

Category : Farmacia , Salud

La cadena realizó una presentación por sentirse “discriminada”, y los farmacéuticos le respondieron.

Reproducimos el comunicado del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires:

Ahora Quintana viene por las farmacias de todo el país

El matutino La Nación hizo pública una notificación de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) a la Confederación Farmacéutica Argentina que representa a las farmacias comunitarias del país. El organismo imputa a las entidades farmacéuticas en una causa que Quintana inició en 2011 y que fue desestimada en su momento, pero todo cambió por su presión como vicejefe de gabinete del gobierno nacional.

En el año 2011 cuando Mario Quintana era el CEO de la cadena Farmacity, reclamó a la CNDC que hiciera algo para que le bajaran las bonificaciones de PAMI.

Pero el aporte que realizan las farmacias de grandes centros urbanos y volumen de venta, es mayor que las que aportan en el interior de la provincia. A Quintana, con su red de 250 farmacias ubicadas solamente en grandes centros urbanos, no le gustó la bonificación que le correspondía por la magnitud de su cadena.

De hecho, todos los farmacéuticos hacemos ese reclamo desde hace años, pero el acuerdo firmado entre el PAMI y la Industria Farmacéutica impone desde mediados de los 90 una bonificación que las farmacias deben hacer para poder atender a los jubilados.

Sorpresivamente la causa se reactivó luego de que Quintana accediera a la vicejafetura de gabinete de la Nación. Ahora, de acuerdo a lo publicado en el diario La Nación, la CNDC parece darle la razón, “a primera vista”.

La sanción que aplicaría el organismo a la CoFA es multimillonaria e implicaría un enorme beneficio para Quintana y su cadena de farmacias a cuenta de la sustentabilidad de las farmacias comunitarias de todo el país que atienden PAMI.

También es una jugada que podría garantizarle la atención exclusiva del PAMI a su cadena, ya que una disminución a Farmacity, aumentaría la bonificación de las farmacias más pequeñas y sería insostenible la atención en los barrios.



Mario Quintana, Vicejefe de Gabinete y accionista de Farmacity

La enorme presión que se ejerce sobre las organizaciones farmacéuticas por esta causa (y por el juicio que Quintana le inició a la provincia de Buenos Aires para instalar su cadena) no parece detenerse a pesar de los cuestionamientos realizados desde diferentes ámbitos sociales, políticos y profesionales.

Todos coinciden en señalar que quién predica desde la gestión nacional que ha venido para acabar con la corrupción y dinamizar la economía, utiliza su poder para favorecer a un grupo económico y vulnerar la ley vigente.

Fuente: Prensa Colegio de Farmacéuticos Provincia de Buenos Aires –


El “caso Farmacity” en la Corte Suprema, denuncian presiones

En esta nota, una síntesis del las acciones de Farmacity contra las leyes sanitarias de Buenos Aires

La Corte Suprema de Justicia de la Nación aceptó una presentación “en queja” de Farmacity, que había perdido en todas las instancias en la provincia de Buenos Aires, incluyendo la Corte Suprema provincial, y se encuentra analizando el expediente. Versiones periodísticas sugirieron que la intervención del máximo tribunal argentino está relacionada a intereses directos de funcionarios. Mario Quintana, ex CEO de la empresa y accionista, hoy es funcionario del gobierno. Esto se suma a que el abogado Carlos Rosenkranz ha representado a Farmacity y hoy es integrante de la Corte. 

El fondo de inversiones Pegasus, que tiene entre sus accionistas a Mario Quintana, secretario de Coordinación Interministerial de la Jefatura de Gabinete de Ministros a nivel nacional, logró que la Corte Suprema de Justicia admitiera un recurso de queja, presentado ante los repetidos rechazos de los tribunales bonaerenses a la instalación de la cadena Farmacity en la provincia de Buenos Aires, por una ley que establece un modelo sanitario para las farmacias de ese distrito.

Farmacity inició en mayo de 2012 una acción legal contra la provincia de Buenos Aires, en la que solicita la anulación de la Resolución Nº 000235/12 emanada del Ministerio de Salud Provincial, acto administrativo que rechazaba la solicitud efectuada por la sociedad de habilitar farmacias en la provincia de Buenos Aires. Esto se decidió así, en virtud de las pretensiones de la empresa de quedar exenta de dar cumplimiento a la Ley 10.606, que establece para la instalación de farmacias una distancia mínima de trescientos metros entre una y otra, o una cada 3 mil habitantes, y la prohibición expresa de que sean controladas por una sociedad anónima (tal es el caso de Farmacity), entre otros puntos.

Además, en 2013, el Ministerio de Salud de la Nación dictó una resolución en la que se estableció que las farmacias solo pueden dedicarse a la venta de recetas preparadas, dispensa de drogas, medicamentos y productos destinados a la higiene o estética, por lo que el modelo “shopping” que promueve la firma vinculada al vicejefe de Gabinete es ilegal en los distritos en los que esa normativa tiene vigencia.

El planteo judicial del poderoso grupo empresario tuvo trámite desfavorable en la Justicia de la provincia y, tras fallos negativos en primera y segunda instancias, hasta la Suprema Corte de la provincia dictó resolución por unanimidad avalando lo actuado y ratificando la constitucionalidad de la ley, por lo que el abogado patrocinante de Farmacity adelantó la reserva del recurso de queja ante la Corte nacional. Lo que nadie sospechaba en ese entonces es que ese abogado, Carlos Rosenkranz, sería designado a la postre miembro del máximo tribunal, lo que le valió una impugnación no atendida de parte del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia.

Es decir que Farmacity tiene a su ex Ceo como coordinador del Gabinete y a su ex abogado como juez de la corte, lo que hace evidente la capacidad de lobby empresario para forzar la instalación de la cadena en los distritos en los que está prohibido por ley, para lo cual era necesario, primero, que se admitiera un recurso extraordinario en condiciones de extrema adversidad, porque un fallo a favor de la compañía iría en contra de leyes provinciales con 30 años de vigencia.

En ese sentido las entidades profesionales, no solo farmacéuticas, subrayan que el riesgo real no es la instalación misma de las farmacias, que podría materializarse si aceptaran hacerlo bajo las normas que establece la ley, sino la desregulación absoluta que propone el modelo de Quintana, que transforma a un servicio sanitario y social en un comercio polirrubro, poniendo en riesgo  la sustentabilidad del sistema.

En los 135 distritos bonaerenses hay alrededor de 4500 farmacias, muchas de las cuales se instalaron en barrios periféricos de las grandes ciudades y en pequeñas localidades con pocos habitantes debido a los cupos que establece la ley, por lo que una desregulación como la que propone Farmacity concentraría necesariamente los locales en las zonas comerciales y dejaría otra vez a las zonas alejadas y a los distritos menos poblados sin dispensa de medicamentos.

Y en el mismo sentido se complicaría la disponibilidad y entrega de elementos con cobertura del PAMI, como pañales y bolsas de colonostomía, que hoy se distribuyen en todo el territorio gracias a la red de farmacias, pero que Quintana pretende reemplazar con una entrega por correo, lo que requiere otra desregulación, porque ese sistema de venta y distribución también está prohibido.

Desde el Gobierno bonaerense, por el momento, le han asegurado a los farmacéuticos que no hay ninguna chance de que se pueda avanzar con una modificación a la medida de Farmacity, sin embargo, desde la entidad que nuclea a estos profesionales desconfían de esa respuesta y exigen ser atendidos por la gobernadora María Eugenia Vidal, que nunca les concedió una audiencia, a pesar de los múltiples pedidos en ese sentido.

Además, Quintana ha convertido al disputa también en una cuestión personal y en más de una oportunidad afirmó que “el problema de la Provincia es que tiene a (Isabel) Reinoso como presidente del Colegio”esto es así por la defensa irrenunciable y exitosa de Reinoso de la ley provincial. Quintana no imaginaba que la dirigente bonaerense sería elegida también presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), desde donde también promueve el modelo sanitario que se contrapone con las cadenas de farmacias.

Fuente: El País

 

TE PUEDE INTERESAR

Caso Farmacity: Vidal dice que “no intervendrá”, pero apoya a Quintana

La gobernadora bonaerense no distingue entre un modelo sanitario y la farmacia shopping.

En declaraciones a la señal A24, María Eugenia Vidal reconoció que no intervendrá en el juicio que lleva adelante Farmacity contra su provincia, porque entiende que hay un “conflicto de intereses”. (Ver una síntesis del caso AQUÍ)

Quienes están siguiendo el caso advirtieron que en los dichos de la gobernadora hay dos errores de apreciación. Por un lado, no distingue entre un interés sanitario y un interés económico. Y por otro lado, el juicio que lleva adelante Farmacity es contra la provincia de Buenos Aires, que ella gobierna.

Como hicieron otros gobernadores, incluso los que la precedieron a ella en la provincia de Buenos Aires, se esperaba que Vidal apoyara el federalismo y las  leyes sanitarias provinciales. Cabe aclarar que el juicio iniciado por Quintana es directamente contra el gobierno de la provincia de Buenos Aires, y no contra entidades farmacéuticas.

Al no intervenir en un juicio que es contra las leyes sanitarias de su distrito, Vidal eligió alinearse políticamente con quien hoy es el vicejefe de Gabinete del gobierno nacional -y miembro de su propio partido político-, el economista Mario Quintana. La lectura que la perjudica es que, actuando así, subordina el interés sanitario de su provincia al interés comercial de un funcionario del gobierno central.

Por el contrario, otros dirigentes del oficialismo se manifestaron claramente en contra del reclamo judicial. El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli (PRO), consideró que una llegada de Farmacity al ámbito bonaerense “es un avasallamiento a la Ley Provincial de Farmacias”.

Jueces amigos y el verdadero “conflicto de interés”

Mario Quintana: funcionario y dueño de Farmacity

A pesar de la apariencia que intenta mostrar Vidal de desentenderse, cada vez es más evidente que en el caso hay operaciones políticas, sin las cuales la Corte Suprema nacional no hubiera aceptado el caso. Vale recordar que en la Corte Quintana puede ejercer su influencia porque tiene dos jueces amigos: Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. Uno fue abogado de la cadena comercial de medicamentos, el otro tuvo como asesora a la actual directora de Asuntos Jurídicos de la empresa.

La demanda de Farmacity es, efectivamente, contra el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, por lo que Vidal no puede desentenderse. Lo comenzó Mario Quintana en 2012, cuando era presidente de la compañía. Es más, la primera hoja del expediente que hoy tiene en sus manos la Corte Suprema es un poder firmado por el propio Quintana.

El verdadero “conflicto de interés” es entonces entre la función pública y los intereses personales, y no solo afecta al actual vicejefe de gabinete Quintana, sino también a los jueces Rosatti y Rosenkrantz. La posibilidad de ingresar al mayor distrito del país aumentaría de inmediato, y enormemente, el valor accionario de la cadena.

La postura de la Facultad de Farmacia

A diferencia de la postura ambigua de la gobernadora Vidal, entidades académicas no aceptan que intereses económicos afecten los servicios que pueden brindar las farmacias.

La Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires se manifestó en contra de la modificación de las actuales normativas sanitarias de la provincia de Buenos Aires.

En una resolución, la entidad académica dejó en claro que “rechaza todo intento de modificación de la normativa vigente en la Provincia de Buenos Aires”, en resguardo de las farmacias, del rol profesional del farmacéutico, y de la salud pública.

La Facultad también recuerda y reivindica que los medicamentos son bienes sociales, rechazando “todo intento de priorizar intereses económicos sobre la salud de la población”. 

Los farmacéuticos “abrazan” Tribunales

Los farmacéuticos reaccionaron con un “abrazo” a la Corte Suprema, concentrándose frente al Palacio de Justicia de la Nación. Allí apuntaron directamente a Mario Quintana, denunciando como algo evidente que si el funcionario no estuviera ligado a la cadena, la Corte no hubiera aceptado un caso que ya se decidió en la provincia.

Isabel Reinoso, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Buenos Aires, le exigió a la Corte Suprema que sostenga los fallos sucesivos de la justicia bonaerense, que reafirmaron  la negativa a Farmacity a operar en ese territorio, fundamentándose y poniendo en relevancia  aspectos sanitarios.  “Una decisión contraria afectaría gravemente el modelo sanitario de nuestra provincia y cambiaría la norma que regula la cantidad de farmacias por habitante y la distancia de 300 metros que debe existir entre cada farmacia en toda la provincia”, alertó Reinoso.

Fuente: FarmaPress
TE PUEDE INTERESAR

Farmacity: ofensiva para que Vidal y la Corte avalen desembarco en Provincia

La compañía pide que la gobernadora la habilite a ingresar a un territorio que tiene una ley que prohíbe las sociedades anónimas en ese rubro. 

Farmacity salió a pedir públicamente en una solicitada que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, la habilite a desembarcar en la provincia de Buenos Aires, donde la empresa está vedada por una ley que prohíbe las sociedades anónimas en el rubro.

La compañía planteó sin éxito en la justicia la inconstitucionalidad de esa norma y llegó a la Corte Suprema de Nación, que pidió el expediente para tomar al caso.

La celeridad del máximo tribunal alertó a los laboratorios, que lideran el lobby junto al Colegio de Farmacéuticos de la Provincia para frenar a Farmacity en ese territorio, indicó el sitio La Política Online.

Tampoco escapa que uno de los accionistas de la compañía es Mario Quintana, coordinador de Gabinete.

Aunque ya tienen presencia en 14 provincias, Buenos Aires es clave para subir por las nubes la cotización de la empresa, como ya ocurrió con otras compañías vinculadas a figuras del Gobierno.

Los laboratorios también ponen la mira en Carlos Rosenkrantz, flamante juez de la Corte Suprema ya que fue abogado de Farmacity y debería excusarse si el máximo tribunal analiza el caso.

“Nos gustaría llevar a cabo nuestra tarea en la provincia de Buenos Aires, pero una ley sancionada hace 30 años nos lo impide. Estamos convencidos de que la comunidad se beneficia en su atención farmacéutica con más y no con menos opciones”, señaló Farmacity.

Pero a Vidal no le será fácil convencer a legisladores de cambiar la ley, porque los laboratorios se hacen pensar entre los representantes bonaerenses de todas las fuerzas. Un fallo de la Corte no le daría otra opción.

Fuente y fotografía: iProfesional
TE PUEDE INTERESAR

Farmacity suma rechazos

Al rechazo a la instalación de la cadena por la justicia en todas las instancias provinciales, se suma ahora la opinión contraria de políticos, legisladores nacionales y provinciales, entidades profesionales y campañas de adhesión a través de Chance.org.

El defensor del Pueblo Bonaerense, el diputado nacional Sergio Massa, colegio profesionales y no solo de farmacéuticos, legisladores provinciales y hasta una campaña de firmas a través de Change.org, sumaron su rechazo al posible desembarco de la cadena Farmacity en territorio bonaerense.

El defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, consideró que “todos los jueces (de la Corte Suprema de Justicia de la Nación), deberían apartarse ya que se trata de una situación atravesada por múltiples intereses que podría provocar un verdadero escándalo institucional”, en referencia a la demanda de Farmacity contra el Estado provincial, que ha sido rechazada en todas las instancias precedentes y que ahora es revisada por el máximo tribunal del país.

El Defensor del Pueblo recordó que uno de los miembros del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, fue abogado de la firma, “por lo que no sólo su excusación sino la del resto de los miembros debería tomarse como una medida preventiva ante posibles decisiones que pudieran comprometer la dignidad del cargo”.

Lorenzino también alertó que  el vicejefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Mario Quintana, fue fundador y titular del fondo de inversión Pegasus, dueño de la cadena Farmacity.

“Consideramos que las sentencias en juzgados provinciales contra la intención de Farmacity determinan que el hecho se trata de una cuestión local que no presentan requisitos para la intervención de la Corte”, precisó Lorenzino.

“¿Cómo se explica que el tribunal presidido por (Ricardo) Lorenzetti haya aceptado analizar la situación? Una clave para entenderlo se encuentra en la primera hoja del expediente: allí figura un poder firmado por Mario Quintana, vicejefe de Gabinete de Macri, CEO de la firma hasta su ingreso al Gobierno, y de Carlos Rosenkrantz, actual miembro de la Corte Suprema y ex abogado de Farmacity”, coincidió María Isabel Reinoso, la presidente del Colegio de Farmacéuticos bonaerense y de la COFA.

“Esperamos que el Poder Judicial sea lo más imparcial posible, porque se estarían avasallando las normas provinciales. La propia gobernadora aplica esta ley y el Poder Judicial bonaerense también se expresó y no han quedado dudas que la ley es constitucional, de corte sanitario, donde el medicamento se considera un bien social”, completó Reinoso.

Sergio Massa, candidato a senador nacional y actual diputado nacional, también alertó que “vamos a estar mirándolo que haga la Corte Suprema de Justicia de la Nación  que es la que tiene que resolver. La provincia de Buenos Aires tiene su propia ley. Que la Corte haga lugar al pedido de Farmacity violaría claramente el federalismo”.

“NO a la modificación de una ley solo para favorecer a una empresa ligada al poder político”, es el título de la campaña de firmas que Change.org lanzó a través de las redes sociales.

“Farmacity quiere imponer un modelo mercantilista de farmacia (farmacia shopping) que nada tiene que ver con el actual modelo sanitario de las farmacias bonaerenses. Los medicamentos son un bien social y no se puede priorizar intereses económicos sobre la salud de la población”, es uno de los argumentos de la campaña de Change.

El Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires aportó un resumen de las reacciones de funcionarios y legisladores ante la posibilidad de que la Corte Suprema habilite a las sociedades anónimas a poseer farmacias en el territorio provincial, lo que hasta hoy está bloqueado por la ley bonaerense.

  • La Defensoría del Pueblo aseguró hoy que pedirán el juicio político contra el juez de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, y contra el funcionario nacional, Mario Quintana
  • “Si llega Farmacity a Provincia arruinará miles de familias que llevan generaciones con sus farmacias”. El diputado provincial Santiago Révora se mostró sumamente preocupado por el posible desembarco de la cadena.
  • “Violaría el federalismo”: Sergio Massa cuestionó la posible llegada de Farmacity. “Un funcionario que es dueño de una cadena de farmacias no se puede llevar por delante a 7 mil farmacéuticos de la Provincia”.
  • El presidente del Colegio de Ingenieros de la provincia de Buenos Aires, Norberto Beliera, manifestó su solidaridad con los profesionales farmacéuticos ante las versiones de un posible desembarco de la cadena Farmacity en territorio bonaerense, y aseguró que “las leyes de la provincia de Buenos Aires deben respetarse”.
  • Defensoría del Pueblo se presenta en la Justicia para frenarlo y se presentará como amicus curiae para apoyar el reclamo del Colegio de Farmacéuticos.
  • “La instalación de Farmacity es un lobby del gobierno”, dijo el diputado provincial Marcelo Torresen relación a la instalación de la cadena “Farmacity”. Torres presentó  un proyecto de declaración en  la Legislatura bonaerense que rechaza la instalación de cadenas de farmacias en el territorio provincial.
  • El diputado provincial Avelino Zurro recordó que hace más de un año la Cámara de Diputados bonaerense demora el tratamiento de un proyecto para expresar el rechazo y una profunda preocupación por la intención de instalar la cadena de farmacias Farmacity en territorio provincial.

Fuente: PharmaBaires

TE PUEDE INTERESAR

Grave: habría presiones sobre la Corte Suprema para favorecer a grupo de farmacias

Acusan a funcionarios del gobierno argentino de favorecer a una cadena.  

El escritor y periodista Jorge Asis, deslizó en el programa Animales Sueltos que los farmaceúticos de Buenos Aires “están bastante preocupados por alguna ley que quieren precipitar en la Corte”, el columnista de Alejandro Fantino se refería al recurso de queja que el grupo inversor Pegasus presentó ante el máximo tribunal luego de haber perdido en todas las instancias de la justicia bonaerense para instalar su cadena “Farmacity” en la provincia.

La novedad sorprendió a las entidades profesionales, porque pone en riesgo la vigencia de una Ley que lleva mas de 30 años de vigencia y viene siendo ratificada no solo a través de los poderes legislativo y ejecutivo bonaerenses, sino que cuenta con fallos de primera y segunda instancia y una resolución de unánime de la Corte provincial rechazando los planteos de la empresa que busca imponer el modelo de Farmacia Shoping.

Desde el Colegio de Farmacéuticos admitieron cierta preocupación por la decisión de la corte nacional en tanto que desde otra entidades profesionales alertaron sobre la pérdida de independencia y soberanía del Estado Bonaerense si la justicia federal puede modificar o suspender la aplicación de una normativa que lleva 3 décadas de aplicación.

Vale recordar que la Ley vigente establece un modelo sanitario, que promueve la instalación de nuevas farmacias en barrios y pequeñas localidades, en las que de otra manera sería sumamente dificil su existencia, además de limitar el tipo de productos que pueden venderse, para garantizar que los medicamentos no se mezclen con otro tipo de mercaderías.

 
"Quintana continuaría siendo accionista de Farmacity"

“No hay problemas si se quieren instalar, lo que pasa es que quieren hacerlo sin respetar las leyes de la provincia, o peor aún creando una ley a la medida de una sola empresa que además pondría en riesgo la dispensa de medicamentos”, indicaron desde la entidad que matricula a los farmacéuticos.

La realidad es que las sospechas apuntan a presiones políticas para que la Corte admita un recurso que en condiciones normales sería rechazado y de hecho, Asis también hace mención a esa situación sobre el final de su columna que “no es muy bueno tratar de aprovechar el poder político para tratar de imponer cadenas de farmacias en la provincia de Buenos Aires, eso molesta mucho”,    en referencia directa al cada vez mas influyente Mario Quintana, segundo de Marcos Peña y ex Ceo del grupo Pegasus.

La realidad es que a pesar de haber renunciado a su función gerencial en ese grupo, Quintana continuaría siendo accionista, por lo que las decisiones que promuevan la expansión de la cadena Farmacity lo beneficiarían directamente.   Además, se advierte que la presión no es solo por la instalación del modelo shoping, sino que hay también un intento de hacer trastabillar todos los convenios de los farmacéuticos bonaerenses para  forzar un cambio de paradigma.

Fuente: Mundo Profesional

TE PUEDE INTERESAR

El fallo de la Corte Suprema contra la instalación de Farmacity en Mendoza

La justicia mendocina había dado por concluido un juicio de los farmacéuticos contra la instalación de la megacadena en esa provincia argentina, pero ahora la Corte Suprema de la Nación dijo que el juicio sigue. Los farmacéuticos mendocinos dicen que la cadena Farmacity, es  un “monopolio despersonalizado”, con “sede en un paraíso fiscal”. En esta nota, el fallo completo.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó reactivar una causa judicial que involucra a la cadena de farmacias Farmacity y al Gobierno de Mendoza (que permitió su instalación), por la supuesta violación, de normas que rigen la radicación y actividad de establecimientos farmacéuticos en la provincia. En su momento, la demanda fue presentada por el Colegio  Farmacéutico local y cámaras empresarias del sector.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza había decretado la “caducidad de instancia” de la causa, o sea el archivo del expediente por falta de “impulso procesal”.

Pero la Corte Suprema de Justicia de la Nación revisó ese fallo en una instancia superior e invalido la sentencia de la Suprema Corte de Mendoza porque “no se tuvieron en cuenta medidas de prueba pedidas por los demandantes que son farmacéuticos mendocinos colegiados que consideran que se ha vulnerado la legislación provincial”.

La acción “procesal administrativa” contra el gobierno mendocino  fue promovida por el Colegio Farmacéutico, la Cámara de Farmacias y el Centro de Empresarios Farmacéuticos de Mendoza.

Las entidades sostuvieron en la demanda que la cadena Farmacity, es  un “monopolio despersonalizado”, con “sede en un paraíso fiscal”, que vulneró normas cuando, a partir de 2008, decidió adquirir las marcas mendocinas Del Águila y Farmacias Mitre.

Los afectados advirtieron, además, que el manejo de los medicamentos  en la provincia, “ponen en riesgo la salud y seguridad pública de la población”.

Para el Colegio Farmacéutico de Mendoza “se violaron normas sobre transferencias de fondos de comercio y requisitos para el establecimiento en la provincia de ese tipo de comercios”.

Según la demanda se trató de un proceso ilegítimo, porque mientras la ley 7.303 de 2004, que regula a las sociedades colectivas o de responsabilidad limitada del sector, fija hasta 2 farmacias por persona física o ideal como tope, Farmacity, al comprar Del Águila y Mitre, explota 21 sucursales.

En Mendoza hay otras farmacias con más de dos sucursales, pero los demandantes aclararon que son preexistentes a la ley.

La resolución de la Corte Suprema de la Nación  que dejó “sin efecto” la sentencia de caducidad de instancia y remitió el expediente al “tribunal de origen” para que “se dicte un nuevo fallo”, fue firmado por su presidente, Ricardo Lorenzetti, y los ministros Elena Highton, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti.

Farmacity en un comunicado dijo confiar en la validez de la aprobación de su operatoria comercial en la provincia.

“Farmacity confía en que finalmente prevalecerá la validez del acto administrativo del Gobernador de la provincia que, en el año 2011, aprobó la operatoria comercial”, indicó en un comunicado.

Ver la sentencia completa aquí

Fuente: Pharmabaires

Denunciaron a Viceministro Quintana (Farmacity) por supuesto negociado farmacéutico

Es a raíz de la renuncia de Carlos Regazzoni al PAMI. Se sospecha que Regazzoni tuvo que dejar el cargo por intentar interferir en negocios ligados a Quintana. “Resulta claramente comprobable que el funcionario Quintana mantiene sus intereses en el negocio farmacéutico. Y esto permite ratificar lo evidenciado por la Revista Noticias, a través del entorno íntimo de Regazzoni“, se afirma en la presentación judicial.

Mario Quintana, ex Ceo de Farmacity y funcionario público

El diputado nacional Rodolfo Tahilade (FPV) presentó ante la Justicia una denuncia contra el secretario de Coordinación Interministerial de Jefatura de Gabinete, Mario Quintana, a raíz de la renuncia de Carlos Regazzoni al PAMI. Se sospecha que el ex funcionario tuvo que dejar el cargo por intentar interferir en negocios ligados al hombre fuerte de la Jefatura de Gabinete.

En el escrito, el legislador explica que tras la renuncia de Regazzoni “empezaron a circular diferentes rumores relacionados con la situación: la negativa a profundizar los recortes, por un lado, y los conflictos con el empresario farmacéutico y vicejefe de Gabinete de Ministros, Mario Quintana, por otro“.

El documento recuerda que el amigo personal de Mauricio Macri “ya acumula varias imputaciones en la Justicia Federal por utilizar su cargo para beneficiarse en negocios propios“.

Resulta claramente comprobable que el funcionario Quintana mantiene sus intereses en el negocio farmacéutico. Y esto permite ratificar lo evidenciado por la Revista Noticias, a través del entorno íntimo de Regazzoni“, sentenció Tahilade en la presentación judicial.

Fuente: Arsenal terapéutico (web)


¿Quintana de Farmacity detrás de los cambios en el PAMI?

Distintas fuentes afirman que se echó a Regazzoni por su enemistad y la puja de intereses con Mario Quintana (Farmacity) por el control del PAMI. Habrían influido los pocos beneficios que obtuvieron las supercadenas de farmacias en el último convenio PAMI-medicamentos y las diferencias de criterio por la intención de Farmacity de entrar en la provincia de Buenos Aires modificando la ley provincial.

Mauricio Macri echó al titular del PAMI, Carlos Regazzoni, alegando diferencias sobre la dimensión del ajuste en la obra social de los jubilados, una pelea que el ahora ex funcionario mantenía con Gustavo Lopetegui (Vicejefe de Gabinete y ex CEO de la compañía de aeronavegación LAN).

Justamente fue Lopetegui, a cargo de la supervisión de la gestión del PAMI, quien convenció a Macri de la necesidad de desplazar a Regazzoni, un funcionario que mantenía línea directa con el Presidente.

La decisión le fue comunicada por el propio Lopetegui a Regazzoni este mediodía en la Quinta de Olivos y luego lo recibió el presidente Macri. En paralelo, se supo que su reemplazante será Sergio Cassinotti, actual titular de IOMA, la obra social de los empleados públicos bonaerenses, que mantenía una buena relación con su antecesor.

El despido de Regazzoni es también un favor que el vicejefe de gabinete Lopetegui (LAN) le hace a Mario Quintana (Farmacity); así como el también vicejefe de gabinete Quintana hizo un favor a Lopetegui al echar a Isela Constantini de Aerolíneas.

Lopetegui le dijo a Regazzoni cuando lo despidió que había hecho un buen trabajo, al punto que medía bien entre los jubilados, según las encuestas que manejan y eso -si la salida era ordenada-, le podía deparar un futuro político electoral en la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, el argumento para justificar el despido, fue que en el “tablero de control” del Gobierno, no estaba cumpliendo con las metas de ajuste (reducción de gastos) que se habían acordado en el PAMI.

En rigor, en la industria se habla de que detrás del despido estuvo la presión del dueño de Farmacity y vicejefe de gabinete, Mario Quintana; que se reparte favores con Lopetegui. El primero es fuerte en el mundo de la salud y el segundo en el sector aerocomercial.

“Es simple ver como funciona cuando se trata de negocios. Quintana lo cubrió a Lopetegui echando a Isela Constantini de Aerolíneas Argentinas y ahora Lopetegui le devuelve el favor echando a Regazzoni”, explicó a LPO una fuente al tanto de lo ocurrido.

Es que además de la pelea con Lopetegui por el ajuste en el PAMI, Regazzoni también tenía un enfrentamiento histórico con el otro vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

Es que el ex titular del PAMI siempre se opuso a la intención de Farmacity de desembarcar en la provincia de Buenos Aires. Regazzoni se mantuvo alineado con la posición de los laboratorios, encabezados por Roemmers, que resisten el desembarco de la cadena. Los laboratorios lograron que Regazzoni no apoye esa intención de Farmacity y también que el PAMI recorte algunas prestaciones en esa cadena de farmacias.

En la pelea de Quintana con los laboratorios que lidera Roemmers, Regazzoni siempre estuvo más cerca de estos últimos, algo que el dueño de Farmacity nunca le perdonó.

Con esta decisión Quintana termina de concentrar su influencia en el sector salud , al lograr el último bastión importante de autonomía: el PAMI.

Fuente: LPonline


Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter

Buscador de Noticias