Caso Farmacity: Vidal dice que “no intervendrá”, pero apoya a Quintana

Caso Farmacity: Vidal dice que “no intervendrá”, pero apoya a Quintana

La gobernadora bonaerense no distingue entre un modelo sanitario y la farmacia shopping.

En declaraciones a la señal A24, María Eugenia Vidal reconoció que no intervendrá en el juicio que lleva adelante Farmacity contra su provincia, porque entiende que hay un “conflicto de intereses”. (Ver una síntesis del caso AQUÍ)

Quienes están siguiendo el caso advirtieron que en los dichos de la gobernadora hay dos errores de apreciación. Por un lado, no distingue entre un interés sanitario y un interés económico. Y por otro lado, el juicio que lleva adelante Farmacity es contra la provincia de Buenos Aires, que ella gobierna.

Como hicieron otros gobernadores, incluso los que la precedieron a ella en la provincia de Buenos Aires, se esperaba que Vidal apoyara el federalismo y las  leyes sanitarias provinciales. Cabe aclarar que el juicio iniciado por Quintana es directamente contra el gobierno de la provincia de Buenos Aires, y no contra entidades farmacéuticas.

Al no intervenir en un juicio que es contra las leyes sanitarias de su distrito, Vidal eligió alinearse políticamente con quien hoy es el vicejefe de Gabinete del gobierno nacional -y miembro de su propio partido político-, el economista Mario Quintana. La lectura que la perjudica es que, actuando así, subordina el interés sanitario de su provincia al interés comercial de un funcionario del gobierno central.

Por el contrario, otros dirigentes del oficialismo se manifestaron claramente en contra del reclamo judicial. El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli (PRO), consideró que una llegada de Farmacity al ámbito bonaerense “es un avasallamiento a la Ley Provincial de Farmacias”.

Jueces amigos y el verdadero “conflicto de interés”

Mario Quintana: funcionario y dueño de Farmacity

A pesar de la apariencia que intenta mostrar Vidal de desentenderse, cada vez es más evidente que en el caso hay operaciones políticas, sin las cuales la Corte Suprema nacional no hubiera aceptado el caso. Vale recordar que en la Corte Quintana puede ejercer su influencia porque tiene dos jueces amigos: Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. Uno fue abogado de la cadena comercial de medicamentos, el otro tuvo como asesora a la actual directora de Asuntos Jurídicos de la empresa.

La demanda de Farmacity es, efectivamente, contra el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, por lo que Vidal no puede desentenderse. Lo comenzó Mario Quintana en 2012, cuando era presidente de la compañía. Es más, la primera hoja del expediente que hoy tiene en sus manos la Corte Suprema es un poder firmado por el propio Quintana.

El verdadero “conflicto de interés” es entonces entre la función pública y los intereses personales, y no solo afecta al actual vicejefe de gabinete Quintana, sino también a los jueces Rosatti y Rosenkrantz. La posibilidad de ingresar al mayor distrito del país aumentaría de inmediato, y enormemente, el valor accionario de la cadena.

La postura de la Facultad de Farmacia

A diferencia de la postura ambigua de la gobernadora Vidal, entidades académicas no aceptan que intereses económicos afecten los servicios que pueden brindar las farmacias.

La Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires se manifestó en contra de la modificación de las actuales normativas sanitarias de la provincia de Buenos Aires.

En una resolución, la entidad académica dejó en claro que “rechaza todo intento de modificación de la normativa vigente en la Provincia de Buenos Aires”, en resguardo de las farmacias, del rol profesional del farmacéutico, y de la salud pública.

La Facultad también recuerda y reivindica que los medicamentos son bienes sociales, rechazando “todo intento de priorizar intereses económicos sobre la salud de la población”. 

Los farmacéuticos “abrazan” Tribunales

Los farmacéuticos reaccionaron con un “abrazo” a la Corte Suprema, concentrándose frente al Palacio de Justicia de la Nación. Allí apuntaron directamente a Mario Quintana, denunciando como algo evidente que si el funcionario no estuviera ligado a la cadena, la Corte no hubiera aceptado un caso que ya se decidió en la provincia.

Isabel Reinoso, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Buenos Aires, le exigió a la Corte Suprema que sostenga los fallos sucesivos de la justicia bonaerense, que reafirmaron  la negativa a Farmacity a operar en ese territorio, fundamentándose y poniendo en relevancia  aspectos sanitarios.  “Una decisión contraria afectaría gravemente el modelo sanitario de nuestra provincia y cambiaría la norma que regula la cantidad de farmacias por habitante y la distancia de 300 metros que debe existir entre cada farmacia en toda la provincia”, alertó Reinoso.

Fuente: FarmaPress
TE PUEDE INTERESAR

El fallo de la Corte Suprema contra la instalación de Farmacity en Mendoza

La justicia mendocina había dado por concluido un juicio de los farmacéuticos contra la instalación de la megacadena en esa provincia argentina, pero ahora la Corte Suprema de la Nación dijo que el juicio sigue. Los farmacéuticos mendocinos dicen que la cadena Farmacity, es  un “monopolio despersonalizado”, con “sede en un paraíso fiscal”. En esta nota, el fallo completo.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó reactivar una causa judicial que involucra a la cadena de farmacias Farmacity y al Gobierno de Mendoza (que permitió su instalación), por la supuesta violación, de normas que rigen la radicación y actividad de establecimientos farmacéuticos en la provincia. En su momento, la demanda fue presentada por el Colegio  Farmacéutico local y cámaras empresarias del sector.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza había decretado la “caducidad de instancia” de la causa, o sea el archivo del expediente por falta de “impulso procesal”.

Pero la Corte Suprema de Justicia de la Nación revisó ese fallo en una instancia superior e invalido la sentencia de la Suprema Corte de Mendoza porque “no se tuvieron en cuenta medidas de prueba pedidas por los demandantes que son farmacéuticos mendocinos colegiados que consideran que se ha vulnerado la legislación provincial”.

La acción “procesal administrativa” contra el gobierno mendocino  fue promovida por el Colegio Farmacéutico, la Cámara de Farmacias y el Centro de Empresarios Farmacéuticos de Mendoza.

Las entidades sostuvieron en la demanda que la cadena Farmacity, es  un “monopolio despersonalizado”, con “sede en un paraíso fiscal”, que vulneró normas cuando, a partir de 2008, decidió adquirir las marcas mendocinas Del Águila y Farmacias Mitre.

Los afectados advirtieron, además, que el manejo de los medicamentos  en la provincia, “ponen en riesgo la salud y seguridad pública de la población”.

Para el Colegio Farmacéutico de Mendoza “se violaron normas sobre transferencias de fondos de comercio y requisitos para el establecimiento en la provincia de ese tipo de comercios”.

Según la demanda se trató de un proceso ilegítimo, porque mientras la ley 7.303 de 2004, que regula a las sociedades colectivas o de responsabilidad limitada del sector, fija hasta 2 farmacias por persona física o ideal como tope, Farmacity, al comprar Del Águila y Mitre, explota 21 sucursales.

En Mendoza hay otras farmacias con más de dos sucursales, pero los demandantes aclararon que son preexistentes a la ley.

La resolución de la Corte Suprema de la Nación  que dejó “sin efecto” la sentencia de caducidad de instancia y remitió el expediente al “tribunal de origen” para que “se dicte un nuevo fallo”, fue firmado por su presidente, Ricardo Lorenzetti, y los ministros Elena Highton, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti.

Farmacity en un comunicado dijo confiar en la validez de la aprobación de su operatoria comercial en la provincia.

“Farmacity confía en que finalmente prevalecerá la validez del acto administrativo del Gobernador de la provincia que, en el año 2011, aprobó la operatoria comercial”, indicó en un comunicado.

Ver la sentencia completa aquí

Fuente: Pharmabaires

El Colegio de Farmacéuticos le responde a la Academia de Medicina

El Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal (COFyBCF) le respondió a la Academia Nacional de Medicina sobre la prescripción por nombre genérico del medicamento, en un anticipo del debate que se replicará en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, si convoca a audiencias públicas para debatir los cambios en la Ley 25.649.

cofybcf-1

Con el elocuente título “El médico prescribe, el farmacéutico dispensa”, el Colegio de Farmacéuticos capitalino replicó la posición de la Academia Nacional de Medicina que a través de un comunicado (ver aquí)  afirmó que el proyecto de modificación de la Ley de Prescripción por Genéricos constituía un “Obstáculo a la actividad profesional”.

La autora del proyecto, la diputada Carolina Gaillard, presidenta de la Comisión de Salud, también emitió un comunicado en el que comparó la utilización de los genéricos y la diferencia de precios en Estados Unidos y Reino Unido, afirmando que en esos países “se consumen 60 por ciento de  genéricos y sus precios son 40 por ciento más baratos”.

El comunicado del Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal es el siguiente:

EL MÉDICO PRESCRIBE, EL FARMACÉUTICO DISPENSA

Se ha presentado un Proyecto de Ley, actualmente en debate, en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados que propone modificaciones a la Ley 25.649, referida a la prescripción de medicamentos por su nombre genérico. El objetivo de la modificación propuesta es evitar que en las recetas se recomienden marcas comerciales de medicamentos.

En el contexto de esta discusión, hemos advertido que algunas entidades médicas pretenden imponer su propio criterio e intervenir en actividades que son propias del ejercicio profesional farmacéutico, como es el caso de la dispensación, aún manifestándose en contra de expresas normativas legales.

Debemos recordar que la dispensa de medicamentos, cualquiera sea su condición de expendio, sólo puede ser efectuada en todo el territorio de la Nación en farmacias habilitadas, bajo supervisión exclusiva del profesional farmacéutico.

La dispensa es el acto profesional farmacéutico en el cual se proporciona un medicamento, ante la receta elaborada por un profesional autorizado. En este acto, el farmacéutico informa y orienta al paciente acerca del uso adecuado del medicamento.

También, según la normativa en vigencia, el profesional farmacéutico, para una debida dispensa de los medicamentos, debe asesorar y facilitar al paciente la información que se le requiera sobre todas las especialidades medicinales que contengan el mismo principio activo o combinación de ellos y sus distintos precios.

Se debe procurar que los pacientes no sean víctimas de abusos comerciales y puedan elegir libremente los medicamentos consultando a su farmacéutico las distintas opciones del fármaco prescripto en la receta, evitando que sea inducido a adquirir una marca en particular, cuando no haya fundamentos que lo avalen.

Nuestro Colegio defenderá la independencia de criterio de los farmacéuticos y su actuación en base a fundamentos científicos y profesionales, como también deberían procurar hacerlo otras entidades en relación a la práctica profesional de la medicina.

Sección de Farmacéuticos

Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal

Fuente: PharmaBaires


Farmacéuticos piden “que los médicos prescriban, y los farmacéuticos dispensen”

En un duro comunicado, el COFyBCF definió su postura acerca de la prescripción por nombre genérico y salió al cruce del comunicado de una entidad médica.

farmaceutico-dispensa

El Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal (COFyBCF) destacó la importancia de la tarea del farmacéutico en la dispensación de medicamentos, y apoyó la prescripción de medicamentos por nombre genérico “para que los pacientes no sean víctimas de abusos comerciales y puedan elegir libremente los medicamentos consultando al farmacéutico las distintas opciones del fármaco prescripto en la receta, evitando que sean inducidos a adquirir una marca en particular, cuando no haya fundamentos que lo avalen.”

Días atrás, un comunicado entregado a la prensa por la Academia Nacional de Medicina consideraba que la prescripción por nombre genérico “obstaculizaba” la labor del médico. En el confuso comunicado, esta entidad que representa el pensamiento médico conservador desmerecía la actuación de los farmacéuticos, pretendiendo -contra normativas legales vigentes- que el médico intervenga tanto en la prescripción como en la dispensa de medicamentos. (Ver nota aquí)

Ahora, los farmacéuticos piden a las entidades médicas que en sus posturas se atengan a criterios “científicos y profesionales”.

El comunicado del COFyBCF:

El médico prescribe, el farmacéutico dispensa

La postura del COFyBCF acerca de la prescripción de medicamentos por nombre genérico

Se ha presentado un Proyecto de Ley, actualmente en debate en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, que propone modificaciones a la ley 25.649, referida a la prescripción de medicamentos por su nombre genérico. El objetivo de la modificación propuesta es evitar que en las recetas se recomienden marcas comerciales de medicamentos.

En el contexto de esta discusión, hemos advertido que algunas entidades médicas pretenden imponer su propio criterio, e intervenir en actividades que son propias del ejercicio profesional farmacéutico, como es el caso de la dispensación, aún manifestándose en contra de expresas normativas legales.

Debemos recordar que la dispensa de medicamentos, cualquiera sea su condición de expendio, sólo puede ser efectuada en todo el territorio de la Nación en farmacias habilitadas, bajo supervisión exclusiva del profesional farmacéutico.

La dispensa es el acto profesional farmacéutico en el cual se proporciona un medicamento, ante la receta elaborada por un profesional autorizado. En este acto, el farmacéutico informa y orienta al paciente acerca del uso adecuado del medicamento.

También según la normativa en vigencia, el profesional farmacéutico, para una debida dispensa de los medicamentos, debe asesorar y facilitar al paciente la información que se le requiera sobre todas las especialidades medicinales que contengan el mismo principio activo o combinación de ellos y sus distintos precios.

Se debe procurar que los pacientes no sean víctimas de abusos comerciales, y puedan elegir libremente los medicamentos consultando a su farmacéutico las distintas opciones del fármaco prescripto en la receta, evitando que sean inducidos a adquirir una marca en particular, cuando no haya fundamentos que lo avalen.

Nuestro Colegio defenderá la independencia de criterio de los farmacéuticos y su actuación en base a fundamentos científicos y profesionales, como también deberían procurar hacerlo otras entidades en relación a la práctica profesional de la medicina.

SECCIÓN DE FARMACÉUTICOS – Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal

Fuente: COFyBCF


Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter

Buscador de Noticias