Category Archives: Farmacia

Ultimo momento: la industria farmacéutica rescindió el convenio PAMI – medicamentos

El convenio, con la actual situación inflacionaria -que se agravará por la tendencia ascendente en la cotización del dolar-, ya es inviable. Entre hoy y el lunes estarán llegando las nuevas listas de precios de medicamentos, con aumentos del 7% para los nacionales y 10% para los importados, lo que agravará la situación. Farmacias en compás de espera hasta el martes para resolver si siguen atendiendo a los jubilados.

Las cámaras que agrupan a la industria farmacéutica argentina anunciaron la rescisión del actual Convenio PAMI, que se ha tornado inviable con la escalada de dólar y los costos inflacionarios de los últimos días. Ahora se proponen discutir un nuevo convenio con las autoridades de la obra social de los jubilados.

La iniciativa la tomaron las cámaras que agrupan a los laboratorios nacionales, Cooperala y CILFA; denunciaron el convenio el viernes a la tarde, poco antes de que finalizara el horario administrativo del PAMI.

Se supone que CAEME, la cámara que agrupa a los laboratorios extranjeros -que no firmó el documento pidiendo la rescisión-, adoptará la misma decisión, aunque desde la firma del actual acuerdo para el convenio PAMI – los últimos días de marzo de este año-, cuando la cámara de los laboratorios extranjeros se “cortó” sola, sus decisiones son autónomas y sin coordinación con sus similares nacionales.

“El convenio fue firmado con un dólar de 18 pesos, por lo tanto ahora con el dólar a 40 no cierra de ninguna manera”, señalaron voceros de la industria, antes de presentar en la tarde del viernes la notificación dirigida a Sergio Cassinotti, titular del PAMI.

La denuncia del convenio no implicará en lo inmediato que falten medicamentos, ya que existe la obligación de la industria de mantener la provisión mientras se discute un nuevo convenio por plazo de 60 días.

Lo irónico de la situación, es que el Convenio PAMI, de casi 5 mil folios, recién fue firmado hace 15 días, aunque estaba vigente desde abril, sostenido por un acta acuerdo entre las partes.

Los laboratorios extranjeros tampoco están dispuestos a seguir cumpliendo con los términos actuales del contrato y hablan de un desfasaje en el precio que acordaron en las recientes licitaciones, cuando ofertaron con un dólar a 18 pesos.

Inclusive, algunos de esos laboratorios extranjeros que ganaron recientemente licitaciones conjuntas en PAMI, IOMA y en el Ministerio de Salud con un precio mucho más bajo que los nacionales, ahora están buscando la fórmula para deshacer el compromiso ya que afrontan un horizonte a pura pérdida, aseguran.

La reacción de las entidades que representan a las farmacias

La presentación para la rescisión del convenio también hará llegar las inquietudes de las farmacias, que vienen advirtiendo acerca de la acelerada pérdida de rentabilidad por los desfasajes entre el PVP de los medicamentos en relación al PVP-PAMI (precio de venta al público para jubilados fijado por PAMI, que hoy es insostenible). La disparada del valor del dolar causará inevitablemente un aumento en los precios de los medicamentos, que se adelantó será del 7% para los medicamentos nacionales y del 10% para los importados. Esto agravará la situación planteada. Las entidades que agrupan a las farmacias tomarían una decisión el día martes próximo, acerca de seguir atendiendo o no al PAMI.

La nota formal de la industria al PAMI

Adjuntamos la nota formal que dirigieron las cámaras de la industria farmacéutica argentina al PAMI.

Fuentes: Pharmabaires, FarmaPress

Grave: bajó la dispensa de medicamentos en Argentina

Category : Farmacia , Salud

La disminución de las unidades dispensadas, según las últimas mediciones, llega al 14%. También se verifica una caída en la producción de medicamentos. La situación se agravará con los recortes que se implementarán en el PAMI y en la cobertura de medicamentos por el sistema público, previstos en miles de millones de pesos.

 

El dato reviste seriedad, porque no se suele registrar una caída tan abrupta en el uso de medicamentos.

Se cuenta con datos en forma permanente, que se registran mes a mes, y la medición de esta caída es una alerta a la que hay que prestar atención.

Parte de los datos se encuentran registrados en un trabajo del Observatorio de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), que comparó las unidades de medicamentos dispensadas en el mes de junio de 2018, en relación al mismo mes del año 2017.

Los datos, medidos en unidades de medicamentos, son los siguientes:

Datos IQVIA. Fuente: Observatorio COFA.

El gráfico deja en evidencia una baja del 14,01% en el total de medicamentos dispensados. Corresponde una baja de 13,43%  en los medicamentos llamados “éticos” (en general, los que se dispensan con receta), y  una baja del 15,73% anual en los medicamentos del llamado “mercado popular” (en este grupo se encuentran, en general, los medicamentos que se dispensan sin receta).

Si se realiza la misma comparación tomando los valores en pesos de los medicamentos dispensados, se obtienen los siguientes resultados:

Datos IQVIA. Fuente: Observatorio COFA

 

En este último gráfico, se observa que los valores de los medicamentos dispensados van acompañando al poder adquisitivo de la población, con un aumento del 14 – 15% anual.

Como el aumento de los precios de los medicamentos fue muy superior al aumento del poder adquisitivo -según todas las medicaciones disponibles-, de los dos gráficos se infiere que la dispensa de medicamentos no acompañó a la evolución de los precios, y que la caída del poder adquisitivo puede ser la causa de que se compren cada vez menos medicamentos.

La tendencia coincide con la disminución en la actividad de la industria farmacéutica, que registró -medida también en el mes de junio de 2018, con respecto a junio de 2017- un retroceso de 7,7 por ciento interanual, según las cifras oficiales del INDEC.

Claramente, las cifras muestran que hay una caída tanto en la producción de medicamentos como en su dispensa a la población.

No se observan posibilidades de que esta tendencia cambie; por el contrario, todo indica que puede agravarse.

Los salarios y las jubilaciones no está previsto que aumenten por sobre los aumentos de precios de los medicamentos, que están sometidos a pocos controles y dependen en gran medida del valor del dolar.

Otra preocupación que aparece en el horizonte es el recorte de 10 mil millones de pesos que deberá ejecutar el PAMI el año próximo, según fue acordado con el FMI.

El PAMI suele ajustar su presupuesto limitando la cobertura de medicamentos, cuyo costo deberá ser afrontado por los afiliados, si es que esto le es posible. Se debe recordar que a través del PAMI se dispensa el 40% de los medicamentos recetados en Argentina.

Otro recorte prometido al FMI es el de 9 mil millones de pesos en los medicamentos esenciales y vacunas que provee el sistema público (ver nota: Efecto FMI, graves recortes en medicamentos y en el PAMI).   

Estos recortes, que adicionarán más problemas en cuanto a  la falta de acceso a los medicamentos para la población, no son algo lejano: ya han comenzado a limitarse este mes las dosis de la vacuna meningocóccica (para prevenir la meningitis), como parte del ajuste previsto.

Fuentes: Observatorio COFA, INDEC

Farmashoppings: ¿Qué opinan los sindicatos?

El desembarco de Farmacity puede generar distintas opiniones y hasta “grietas” en las posturas de los sindicalistas.

Martín Farías, Sindicato de Bahía Blanca

La implementación del “modelo farmashopping”, a nivel nacional, podría precarizar aún más la situación de los trabajadores del rubro, con miles de Pymes que quedarán fuera de juego y menos posibilidades laborales para los profesionales farmacéuticos, ya que los empleos los genera solamente el “polirrubro”.

La situación obliga a los sindicatos a definirse, y ya hay opiniones a favor y en contra del farmashopping.

Transcribimos la entrevista a Martín Farías, del Sindicato de Bahía Blanca.

Voy mirando los numeritos en mi teléfono, que me marcan la hora, asegurándome de llegar puntual. Encontrar el timbre no me toma mucho y apenas tengo que esperar a que me atiendan, invitándome a pasar e indicándome, sonrisa mediante, el camino hacia la oficina de Martín Farías. Martín es el actual Secretario Adjunto del Sindicato de empleados de Farmacia de Bahía Blanca, y también, el secretario de Acción social de la CGT regional. Me saluda, en cuanto me ve, con un buen apretón y no llego a sacarme la campera, que ya me está ofreciendo asiento. Lo hacemos, los dos, uno de cada lado de su escritorio. 

—¿Te molesta que grabe la entrevista?

Con una sonrisa tranquila y un gesto de su mano me da el sí, y sin más, arrancamos. Martín, empecemos por lo complicado ¿Qué significa el desembarco de Farmacity para las farmacias tradicionales? Martín asiente, dándome la razón. Y sí, es un tema complicado.

—Mirá, el desembarco de Farmacity significa, lisa y llanamente, una competencia desleal en contra de las farmacias tradicionales. La afecta, y te estoy hablando desde los convenios. Porque en los convenios de obra social los monopolios son obviamente superadores. Siempre ofrecen un poco más. Estamos hablando de las 18 empresas que más facturaron a nivel país en los últimos dos años. No se puede competir con Farmacity. En la provincia de Buenos Aires, las farmacias son de dueños farmacéuticos y de empresarios, y hemos puesto nuestro esfuerzo en mantener una competencia de forma leal, pero esto, esto sería superador.

Se entiende lo que Martín dice, y es inevitable, comenzar a pensar en los nombres responsables detrás de estas decisiones. Y en los posibles motivos, por supuesto.

– Uno de los socios fundadores de esta cadena es Mario Quintana, funcionario de cambiemos. ¿Pensás que existe un interés personal detrás del desembarco de esta cadena? Martín sube los brazos, acodándose sobre el escritorio, aclarándose la garganta. Y me doy cuenta que está  que está a punto de decirme un par de verdades.

—Juan, claramente hay un conflicto de intereses en esta situación. No puede ser que un Sub Jefe de gobierno esté haciéndole juicio a la provincia de Buenos Aires porque no le permiten abrir Farmacity en la provincia. Y no solo en Buenos aires, está en juicio con otras dos provincias  porque les regulan la entrada. Esto viene desde el 2012. Mario Quintana intentando lograr ingresar esta cadena sin éxito, porque hay, había, un intento de regulación. Ahora, en cambio, está aprovechando el momento. Y se ve, se ve claro que va a pasos acelerados en un tema que tiene que disponer Provincia, porque vale aclarar, es un tema federal, no puede ir a Nación en esto. Quintana aprovecha porque los jueces que hoy están en la Suprema Corte de la Nación eran los abogados que se presentaron en el 2012 con él, a denunciar a la provincia de Buenos Aires. Hoy, son jueces. Te digo más. El colegio de farmacéuticos les pidió que se excusaran, por que han trabajado en la empresa Farmacity ¿Conflicto de intereses? No sé qué más decirte.

La respuesta es frontal, y viene con pocos pelos en la lengua. Nos miramos los dos. Hay ciertas realidades innegables. Pero la entrevista tiene que seguir. Bajo la mirada, a mi libretita de notas. No. Ninguna pregunta viene fácil.

—¿Se han podido reunir con la gobernadora María Eugenia Vidal para tratar este tema?

Lo veo reclinarse sobre su asiento, ya, con una sonrisa.

—El rol de María Eugenia Vidal es lamentable. –Martín hace una pausa, dando peso a las palabras que acaba de soltar. —Desde el Colegio de Farmaceuticos están pidiéndole audiencia hace más de un año. Nunca se expidió, dijo que no le interesaba. Jamás habla del tema, no les da reunión, no los atiende. Se le ha pedido de muchas maneras, pero no sé, parece que existe una complicidad allí.

En un tema de salud tan importante, que la gobernadora no se expida, es como si no tocara un tema de seguridad, de educación. Son temas federales, y la gobernadora tiene que estar involucrada, y mucho más, en salud. Por lo menos tendría que darse cuenta que está favoreciendo a una empresa que, si esto sigue su curso, terminaría manejando toda la industria farmacéutica en la provincia, desactivando inevitablemente a las 4700 pymes; micro emprendimientos y profesionales farmacéuticos que con el desarrollo de su actividad, también dan trabajo. Empresarios que generan trabajo. El panorama no parece muy alentador. Y en una Provincia que viene recibiendo ya suficientes golpes bajos con respecto al creciente desempleo, hablar de 4700 pymes quedando fuera de juego, no es poca cosa. Y quiero quedarme en ese punto, porque es importante, así que, sin darle oportunidad a Martín para que pierda el ritmo, largo la siguiente pregunta.

—Uno de los argumentos escuchados es que Farmacity va a generar más puestos de trabajo. ¿Cuánto pensás que hay de cierto en esa afirmación?

—Farmacity no va a dar más trabajo. –Otra vez, la pausa, la afirmación contundente. –No lo va a dar Juan, por el sistema de atención que tiene, va a tener a sus empleados limitados y menos farmacéuticos. Es poner una farmacia en un Hipermercado. Terminan siendo cualquier cosa menos una actividad de salud. Te pongo el ejemplo de Bahía Blanca. En la ciudad actualmente tenemos alrededor de 1000 empleados de farmacia. Se calcula que por cada Farmacity que abre cierran, aproximadamente, 9 o 10 farmacias. Con estos números estamos hablando de 300 empleados en la calle. 300 familias. Porque supuestamente, en Bahía Blanca se podrían abrir 3 Farmacity.

Yo nunca fui un as de la matemática, pero la cuenta, está fácil. Y a quién le suma y a quién le resta, parece que también. Me queda una pregunta, que acabo de anotar sobre mi libreta. Un dato, nomás, para ampliar todos estos números que vienen cayendo tan pesados.

—Martín ¿Cuál es el cálculo que se hace para disponer las farmacias en función de la población y la distancia?

Y Martín, parece, tiene las mismas ganas que yo de no darle muchas más vueltas a la calesita.

—Hoy la ley te dice que las farmacias tienen que establecerse 1 cada 3000 habitantes, y además, guardar una distancia de 300 metros entre ellas. De esa manera, llegás a los barrios periféricos y también, a los pueblos. Este grupo económico se quiere instalar infringiendo la ley que todos cumplimos, en la localización que más les sea rentable a ellos.

Apago el grabador, un poquito frustrado. No suena justo, ni por asomo. El apretón de Martín, el de despedida, tiene la misma energía que el primero que me dio. Nos despedimos y no necesito esta vez, indicaciones para encontrar la salida. Miro los numeritos de mi teléfono, manía incurable de andar siempre contando el tiempo. Pero al menos, esta vez, no me preocupan tanto. No, los números de mi reloj no llegan, ni de cerca, a dejar el sabor amargo que me acaban de dejar los números que Martín me acaba de tirar encima, porque detrás de esos números, hay gente de carne y hueso.

Fuente:  Juan Manuel Rosón, APU

Entrevista: Juan Manuel Rosón

Foto: Martín Farías, Secretario Adjunto del Sindicato de empleados de Farmacia de Bahía Blanca

Quintana, Vidal, Larreta: las mismas ideas para un modelo farmashopping

Los tres referentes del gobierno argentino, hoy funcionarios, compartían sus ideas de libre mercado y políticas desregulatorias en un libro escrito hace tiempo atrás.

Los criterios defendidos por Mario Quintana, propietario de la cadena Farmacity, fueron escritos hace 20 años, y llevados luego a la práctica en su modelo “farmashopping”.

En un libro de 1998, titulado “Domando al elefante blanco”, escrito en colaboración con quien fue su compañero de estudios, el hoy gobernador de la Ciudad de Buenos Aires y también economista Horacio Rodriguez Larreta, Mario Quintana expone sus ideas y soluciones para atender derechos básicos, entre ellos la salud y la asistencia sanitaria.

La propuesta que desarrolla es darle toda la autonomía posible a las empresas privadas para que se hagan cargo de las necesidades de la salud, haciendo con libertad sus negocios. En la práctica, esto lo traduce en lo que ahora pide: autonomía casi absoluta para sus “farmashoppings”, instalándolas donde comercialmente convenga, y vendiendo todo lo que sea rentable, dejando de lado la función sociosanitaria de estos establecimientos.

En el mencionado libro, participó una Licenciada en Ciencias Políticas recién recibida en la Universidad Católica Argentina: María Eugenia Vidal, hoy Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires. Resulta fácil observar los lazos conceptuales que unen a Vidal con Quintana, y los motivos por los cuales la actual gobernadora no defiende las leyes reguladoras sanitarias de su provincia, amenazadas por un juicio que actualmente se encuentra en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Resultado de imagen para domando al elefante blanco

El libro que escribieron juntos Quintana, Larreta y Vidal.

(Ver este link para información del libro de referencia)

El juicio contra la ley sanitaria de la Provincia de Buenos Aires

Mario Quintana, fiel a los principios que ya había expresado claramente en su libro, inició un juicio contra el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires para declarar inconstitucional la ley 10.606, la ley sanitaria que regula el funcionamiento de las farmacias en ese distrito.

Para todas sus presentaciones judiciales, Mario Quintana y sus abogados se apoyaron en el decreto de desregulación económica 2284 del año 1991, que habilitó a que: “cualquier persona física o jurídica de cualquier naturaleza” pueda ser propietaria de farmacias, “sin ningún tipo de restricción de localización”.

Es decir, aquel decreto desregulatorio de los años noventa, impulsado por el entonces Ministro de Economía Domingo Cavallo, es el que otorga los “cambios” que ahora el funcionario Quintana pide que se apliquen en la Provincia de Buenos Aires.

El mismo decreto 2284/91 es el que también permitió, en su momento, la venta de medicamentos en quioscos, y que los supermercados pudieran instalar pequeños espacios de 20 metros cuadrados para la venta de medicamentos entre sus góndolas: el mismo modelo comercial que sigue ahora Quintana en sus farmashoppings.

En este link se puede ver la redacción original del decreto 2284/91. De los artículos a los que hacemos referencia: 13, 14 y 15, los dos últimos pudieron ser modificados con posterioridad a instancias de las entidades profesionales farmacéuticas, pero el relativo a la propiedad de las farmacias es el único que aún se mantiene vigente en la ley nacional, y es justamente el que utiliza la empresa de Mario Quintana, Farmacity, para apoyarse en sus presentaciones judiciales.

Está prevista una Audiencia Pública, habilitada por la Corte Suprema, donde se escucharán los planteos de las partes en litigio y  seguramente se actualizará esta discusión acerca de la necesidad de regulaciones sanitarias, o si por el contrario debe predominar la desregulación y la libertad de empresa.

Fuente: politicargentina.com

Ceos de Farmacity aportaron a la campaña de Cambiemos

Relacionan el sospechoso el silencio de Vidal y el apoyo a la cadena de legisladores oficialistas a que Ceo´s de Farmacity aportaron al partido político PRO $1,5 millón de pesos. 

El silencio de la gobernadora Vidal en la demanda de Farmacity, y que el bloque oficialista “cajoneara” en la en la Legislatura bonaerense un proyecto que prohíbe el desembarco Farmacity en la provincia de Buenos Aires, podría tener una explicación: el aporte de directivos de la empresa a la campaña del PRO.

En el marco del escándalo por los aportes truchos para la campaña electoral de Cambiemos, el senador provincial Gustavo Traverso reveló que los dueños de la multinacional Farmacity, Alejandro Gorodisch e Irene Cubric, financiaron por un millón y medio de pesos al partido que preside la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Yo había emitido una sospecha la semana pasada, que era muy sospechoso el silencio de Vidal sobre una demanda de Farmacity en Buenos Aires y nos encontramos que los Ceo de Farmacity son aportantes a la campaña y financiamiento del PRO” afirmó Traverso en una radio platense.

Actualmente, la Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene en sus manos la causa iniciada por la cadena farmacéutica para desembarcar en la provincia de Buenos Aires. La demanda data del año 2012 y llegó al máximo tribunal por la insistencia de la empresa, luego de chocar con los sucesivos fallos de la justicia provincial que rechazaron la autorización.

Además, el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia solicitó en varias oportunidades una reunión con la gobernadora para explicarle el impacto negativo del desembarco de la multinacional fundada por el actual vicejefe de Gabinete de Macri, Mario Quintana. Ante el pedido, Vidal no solo no los recibió, sino que tampoco hizo pública su postura sobre el conflicto.

El vínculo entre el oficialismo y Farmacity tiene su correlato en la Legislatura bonaerense. El bloque de Cambiemos en el Senado impide el tratamiento en comisiones de un proyecto que pone un freno al ingreso de Farmacity a la Provincia. La iniciativa ya fue aprobada en la cámara de Diputados en abril de este año con los votos de las bancadas de la oposición. En ese momento, los legisladores que responden a la Gobernadora votaron en contra de la normativa que declara como taxativo el artículo 14 de la ley vigente 10.606 que prohíbe a las sociedades anónimas, como es el caso de la cadena beneficiada por el gobierno, instalar farmacias en los distritos bonaerenses.

Fuente: PLN

Caso Farmacity: se suspendió la audiencia pública y hay sospechas

Lo llamativo del anuncio de la Corte es que se realizó apenas minutos más tarde de que cerrara el plazo para la entrega de las presentaciones a favor y en contra de la irrupción de Farmacity en territorio bonaerense. Esto le daría más tiempo a la cadena para elaborar su estrategia. Sospechan la injerencia de Quintana.

La disputa por el desembarco de la cadena Farmacity en la provincia de Buenos Aires tuvo un nuevo capítulo en la Justicia. Es que la Corte Suprema de Justicia de la Nación suspendió la audiencia pública que había fijado para el 29 de agosto por cuestiones de “agenda” de la jueza Elena Highton de Nolasco.

Lo llamativo del anuncio de la Corte es que se realizó apenas minutos más tarde de que cerrara el plazo para la entrega de las presentaciones a favor y en contra de la irrupción de Farmacity en territorio bonaerense.

La cadena de farmacias del vicejefe de Gabinete de la Nación, Mario Quintana, ya cosechó el revés judicial en todas las instancias de la Justicia de la Provincia, el rechazo de la Cámara de Diputados bonaerense y de 103 municipios que, a través de decretos u ordenanzas, se manifestaron en contra del desembarco.

Sin embargo, con la llegada de Quintana al gabinete de Mauricio Macri la causa Farmacity logró salirse de la órbita bonaerense y llegó a la Corte Suprema de la Nación, donde ya los jueces Carlos Rozenkratz y Horacio Rosatti se excusaron de intervenir, por tener vínculos previos con la cadena de farmacias.

La última decisión de la Corte, de suspender la audiencia pública, despertó suspicacias entre los defensores de las farmacias de barrio y el modelo sanitario que defiende la Ley provincial 10.606. Es que la mano de Quintana pareciera haber actuado en el llamativo anuncio de la Corte Suprema, que argumentó la suspensión con un viaje a México de la jueza Highton de Nolasco para participar de la “Cumbre Iberoamericana de Presidentes de Cortes Supremas y Tribunales Supremos de Justicia”.

Con la totalidad de los escritos entregados de los amicus curiae que serán oradores en la audiencia pública, la cadena ganó tiempo en la Justicia para estudiar todos los argumentos a favor y en contra del desembarco de la cadena. 

Lo cierto es que los manejos entre Farmacity, el gobierno nacional y la Corte Suprema vienen dando que hablar desde el hermético encuentro entre el presidente Mauricio Macriy el presidente de la Corte, Horacio Lorenzetti.

El almuerzo que se realizó el 19 de junio en la Rosada -cuyo temario no trascendió a los medios- se concretó apenas unas horas antes de que la Corte Suprema fijara la fecha para la suspendida audiencia pública, que aún no tiene fecha de realización.

En paralelo a la discusión judicial, Farmacity puso en marcha una intensa campaña en las redes sociales para mostrarse cerca de los usuarios de farmacias y sumar adhesiones entre la opinión pública.

Fuente: Diagonales.com

Efecto FMI: graves recortes en medicamentos y en el PAMI

El gobierno argentino se apresta a reducir la cobertura de medicamentos (incluidas vacunas) y los fondos del PAMI, por imposición del acuerdo con el FMI. 

El ajuste pedido por el organismo internacional excede lo que el gobierno argentino había anunciado en su momento, que se limitaría a “gastos innecesarios” y “viáticos de funcionarios”, para avanzar en temas sensibles a la salud pública.

El gobierno ya acordó con el FMI una serie de recortes que incluyen items como jubilaciones, PAMI, medicamentos, vacunas y el Fondo de Incentivo Docente, entre otros. Además, habla directamente de “congelar la AUH (Asignación universal por hijo)”, según trascendió.

Está previsto destinar 10 mil millones menos al PAMI y 9 mil millones menos al rubro “medicamentos y vacunas” que hoy cubre el sistema público.

La propuesta oficial tiene un componente de ajuste que decidió el gobierno nacional, pero ahora propone que los gobernadores implementen iniciativas similares en sus provincias.

Los recortes están incluidos en documentos que trascendieron donde se detallan los montos que se deberán ajustar, que se incluyen a continuación:

Fuentes: Infonews, C5N


Farmacity calienta la previa a la audiencia del 29A y los farmacéuticos le responden

La empresa salió a hacer publicidad para justificar su intención de torcer las leyes sanitarias provinciales, mientras en una notable señal política ya son 102 (sobre un total de 135) los municipios bonaerenses que expresaron que no quieren farmashoppings. 

Con mensajes en las redes sociales, supuestamente dirigidos a los clientes, pero con intenciones de influir en la Corte Suprema de Justicia, Farmacity inició su ofensiva mediática hacia la audiencia pública del 29 de agosto, mientras que dos nuevos municipios bonaerenses se pronunciaron contra las cadenas de farmacias.

Mientras apunta a los cortesanos, Farmacity sufrió una nueva derrota en el esquivo territorio bonaerense ya que los municipios de Benito Juárez Pinamar se convirtieron en los dos últimos que rechazan la instalación de farmashoppings.

En Benito Juárez, municipio del sureste bonaerense con 20 mil habitantes, el intendente Julio Marini del FpV, bloqueó por ordenanza el eventual desembarco de las cadenas “farmashopping” mediante una ordenanza a pedido de los farmacéuticos locales.

El intendente de Benito Juárez resaltó que “la atención en salud no debe regularse con reglas de un mercado absolutamente comercial y debe tenerse presente su condición de bien social”, al fundamentar la ordenanza 1214, promulgada a fines de la semana pasada.

“El criterio profesional, el uso racional del medicamento y el bienestar general deben primar en el ejercicio de la farmacia comunitaria, priorizando las necesidades de la población por sobre cualquier interés comercial” sostiene la ordenanza.

La resolución municipal 1214, fue la respuesta de Julio Marini al pedido de los farmacéuticos locales, nucleados en el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia, en consonancia con decenas de municipios que fueron adoptando medidas similares en los últimos tiempos y en especial desde que la Corte Suprema convocó a la audiencia pública del 29.

En Pinamar el Concejo Deliberante votó por unanimidad la adhesión a la Ley provincial  10.606 que regula la actividad de la farmacias y los farmacéuticos y cuya interpretación Farmacity intentará desmontar en la audiencia pública de fines de agosto.

En el Concejo Deliberante de Pinamar, seis concejales son de Cambiemos, tres del partido vecinal Propin, dos de Unidad Ciudadana y dos del FyP. O sea que el oficialismo de Cambiemos a nivel provincial fue decisivo para avanzar en una resolución similar a las que ya adoptaron los vecinos partidos de La Costa y Villa Gesel.

Ahora ya son al menos 102 los municipios bonaerenses que les bajaron las barreras a las “farmashopping” sobre 135 repartidos en el territorio bonaerense.

CALENTANDO LA PREVIA AL 29A

“Que no te confundan los que hablan de monopolio. De 16.817 farmacias en el país, solo 241 son Farmacity. El 1,5 por ciento del total. #Datos no opiniones”, fue uno de los mensajes de la cadena difundidos por las redes sociales.

En otro comunicado redactado al estilo de una solicitada para sus clientes, la cadena sostuvo que “estamos convencidos de que todos los ciudadanos”, se beneficiarían “con más y nuevos servicios” farmacéuticos.

“Eso nos alienta a defender en la justicia el derecho a ofrecer nuestros servicios”,  afirmó Farmacity.

Sin embargo, en la misma solicitada, la cadena reconocía que solo 628 farmacéuticos integran su plantel de 6.500 empleados. También menciona como dudoso mérito que tiene 293 estudiantes de farmacia que “están siempre detrás de los mostradores para  asesorarte”.

“Estamos convencidos de que todos los ciudadanos se benefician en su atención farmacéutica y nuevas opciones. Y que quienes necesitan encontrar una farmacia abierta durante la noche, quienes demandan confianza, cercanía, variedad, formas de pago flexibles y un trato eficiente y cordial, nos acompañan”, finalizó.

El Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires respondió que “la salud no se ofrece en combos y campañas marketineras vía mail” y dejo como mensaje a la sociedad: “las farmashopping  te tratan como cliente, pero con el marketing no alcanza”.

“A pesar de los millones que invierten en periodistas y en publicidad, se trata de la salud pública”, señaló el colegio bonaerense en un comunicado firmado por su presidenta, María Isabel Reinoso – actual titular de la COFA – “y siete mil seiscientos farmacéuticos con nombre y apellido, que trabajan diariamente y dentro de las leyes vigentes”.

“Las farmacias deben ser dirigidas por farmacéuticos y no por sociedades anónimas cuyo único fin es el lucro”, enfatizó el comunicado con un agregado directo en cuanto al destinatario: “para ustedes no se trata ni de la responsabilidad del agente de salud, ni del bienestar de los pacientes, ni de la salud pública”.

En un párrafo sumamente duro y con destinatario final en Mario Quintana, vicejefe de gabinete y fundador de la empresa, el comunicado afirmó que cadenas como Farmacity y  el fondo de inversiones que desde detrás de escena es el accionista mayoritario, “tratan a las farmacias como negocios y cuando no les rinde los cierran como hacen con sus heladerías y disquerías en el interior de nuestra provincia, dejando personas sin empleo y vecinos sin atención”.

Mario Quintana, heladerías Freddo, cadena Musimundo. Empresas en crisis. Locales que cierran. Despidos….otro mensaje también para los supremos.

La publicidad de Farmacity:

La respuesta de los farmacéuticos:

Fuente: Pharmabaires

Chile: legisladores quieren frenar a cadenas de farmacias por precios abusivos

Dominan el 90% del mercado, remarcan hasta con un 300% y son minimarkets a los que solo les falta vender alcohol.

Los legisladores calificaron como “un robo y una vergüenza” que las cadenas de farmacias ofrezcan los medicamentos un 300% más caros que el costo al que lo adquirieron de los laboratorios.

En base a las denuncias recibidas, el senador Guido Girardi y el diputado Juan Luis Castro, presidentes de las comisiones de Salud del Senado y de la Cámara, junto a Hernán Calderón, presidente de Conadecus (Corporación nacional de consumidores y usuarios), iniciarán acciones para ponerles freno.

La denuncia de precios excesivos la realizó la Asociación de Productores Locales de Medicamentos (Prolmed): informan que las grandes cadenas de farmacia ofrecen los medicamentos hasta tres veces más caro del precio que los compraron. Girardi, Castro y Calderón, pidieron “acelerar” la tramitación de la llamada “Ley de Fármacos II” -ya aprobada en el Senado chileno y ahora en segundo trámite en la Cámara-, pues “pondrá coto a muchas de estas situaciones”.

Podría haber acuerdo para aumentar los precios (colusión)

También los legisladores  presentarán los antecedentes a la Fiscalía Nacional Económica, ya que sospechan que puede haber colusión, pues las cadenas aumentan los precios en la misma cantidad, todas igual.

A la ley en trámite se propondrá introducir una banda de precios, “para que no pueda haber utilidades que superen, por ejemplo, el 20%… lo que ya es excelente negocio”, sugieren los legisladores.

Se sugerirá también que la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast) le pueda vender a las farmacias pequeñas a precio de gran volumen, pero con el compromiso de que la utilidad que obtengan no supere el 10 o 12 %.

Buscarían establecer una banda de precios

La tendencia de precios excesivos con márgenes del 300% es bastante constante, y ahora “la farmacia independiente sale más barata que las grandes cadenas”, advierte José Luis Cárdenas, presidente de la Asociación de Productores Locales de Medicamentos (Prolmed).

Cárdenas explicó que la diferencia de precios puede deberse en parte a los mayores costos de funcionamiento de las grandes cadenas. Sin embargo, sugirió que las farmacias independientes deberían ser incluidas en el comparador de precios que presentó el Ministerio de Salud a comienzos de mayo, para ponerle límite a los precios abusivos de las grandes cadenas.

La venta de medicamentos en supermercados no es solución

También, se está advirtiendo que la propuesta del Ejecutivo de vender medicamentos en las góndolas de los supermercados no es una solución efectiva, “porque el problema es con los medicamentos caros que se venden con receta y no con los productos de venta directa”. La propuesta de vender medicamentos en supermercados (una práctica que fue implementada en la década de los años ´90 y luego fue dejada de lado en Argentina) está incluida  en la “Ley de Fármacos II” chilena, pero se buscará eliminar este artículo en la discusión en particular del proyecto de ley.

Para el diputado Castro lo importante es aprobar que “los envases de los medicamentos tengan más destacada la denominación común internacional (DCI) que el nombre de marca: es decir que diga paracetamol más grande que Geniol. Y que los médicos deban recetar por esa denominación y no por la marca. Para que sea la persona quien discrimine y elija cual medicamento compra”. Es decir, se propone algo similar a la ley de prescripción por genéricos que rige actualmente en Argentina.

En tanto, Hernán Calderón, presidente de Conadecus, señaló “creemos que se debe declarar cuales son los medicamentos esenciales y fijarles el precio máximo que se puede pedir a público. No puede quedar a la discreción del mercado. Debemos avanzar a la fijación de precios, las farmacias tienen que ser un centro de salud y no un retail más que sólo les falta vender alcohol”.

Para Calderón también es importante regular “la venta por volumen, porque existe una diferencia abismal entre el que compra un pequeño o un gran volumen”.

Fuente: radioagricultura.cl

Los farmacéuticos le respondieron a una tendenciosa nota editorial del diario La Nación

La nota editorial, agraviante hacia la actividad profesional de los farmacéuticos, fue respondida por la COFA. Solicita un derecho a réplica y que sea publicada la opinión de las entidades farmacéuticas. 

En referencia a la nota editorial publicada ayer en el Diario La Nación, titulada “Farmacias: ¿Y si pensamos en el consumidor?” la presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina, Farm. Maria Isabel Reinoso, Presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), solicitó derecho a réplica para poder publicar la siguiente respuesta, titulada “Farmacias: pensemos en el paciente”.

Transcribimos la nota completa:

Farmacias: Pensemos en el paciente

Los medicamentos no son un bien de consumo, por lo tanto, quienes los utilizan no pueden ser considerados “consumidores” sino “pacientes”. En el mundo, los resultados sanitarios están demostrando que el consumismo aplicado a la salud sólo ha provocado muertes, enfermedad y gastos billonarios.

Se gastan 500 billones de dólares por año por la mala utilización de medicamentos en culturas donde la propaganda ha logrado medicar los problemas de la vida cotidiana. En algunos formatos poniendo en las manos del “consumidor” el medicamento a través de las góndolas, para que lo elija como una golosina, en otros ofreciéndolo “2×1”, como el “combo de la salud”, ignorando que un medicamento es un producto sanitario y hasta el más popular puede provocar efectos adversos, tiene dosis tóxica y riesgo de interacciones.

La Organización Mundial de la Salud advirtió que de seguir la tendencia “consumista” de antibióticos, nos quedaremos en pocos años sin herramientas terapéuticas para luchar contra las bacterias. Tal es la gravedad del riesgo, que la mayoría de los países está dictando medidas para controlar su utilización.

En nuestro país el Decreto 2284 liberó en el año 1991 la dispensa de medicamentos con el argumento de que iban a bajar los precios. Ocurrió todo lo contrario. Y tales fueron los resultados epidemiológicos de enfermedad y muertes que en 2009 se debió revertir esa medida con una Ley Nacional, la 26567, aprobada por unanimidad. Y el Ministerio de Salud de la Nación resolvió sacar los medicamentos de las góndolas en las cadenas de farmacias.

Estados Unidos, el país con el mercado más liberalizado, está viviendo una de sus peores crisis sanitarias por el consumo indiscriminado de medicamentos que no sabe cómo enfrentar y que está generando más de 7 muertes por hora en ese país y gastos millonarios por internaciones, gastos médicos y ausentismo laboral.

El modelo supermercadista en la salud, igualmente, está cerca de ser arrollado por un nuevo tsunami comercial: la venta online. Esto supone una amenaza aun mayor ante esta cultura del “consumo” de medicamentos.

El Estado, los legisladores tienen la responsabilidad de poner reglas que protejan a una población que, por desconocimiento y por su vulnerabilidad frente a la publicidad, considera que el medicamento sólo hace bien, que no implica riesgo alguno y que todo puede arreglarse con una pastilla.

El medicamento es un bien social que debe estar siempre al alcance de quien realmente lo necesita, de aquel que por su condición de salud no puede trasladarse a veces kilómetros hacia los lugares más céntricos para adquirir su tratamiento. Por eso en algunas provincias hay un modelo sanitario, donde la propiedad es del farmacéutico y se establecen parámetros de instalación de farmacias según la Organización Mundial de la Salud por distancia y cantidad de habitantes. Cuanto más regulado está el modelo, mejor es el servicio sanitario que se da y que permite que en los pueblos más remotos, incluso donde no hay hospital, haya una farmacia con un profesional al frente para dar consejo.

También hay experiencia internacional sobre esto: Chile se quedó sin farmacias en los pueblos por haber permitido la concentración de tres cadenas de farmacias y ahora está luchando contra la cartelización de precios de esas cadenas. La aplicación del “consumismo” en la salud está probando ser un fracaso económico y una catástrofe sanitaria.

Puede descargar la nota aquí


Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter

Buscador de Noticias