Noticias de Categoria Home

  • 0

Incumbencias en la FFyB – UBA: compromiso al trabajo en conjunto

Entidades académicas y profesionales trabajarán en forma coordinada para defender la actividad farmacéutica

Se realizó un encuentro referido a Incumbencias (actividades reservadas a las profesiones por el Art 43 de la Ley de Educación Superior) en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.
Estuvieron presentes la decana de la Facultad, Prof. Cristina Arranz, el Dr. Manuel Limeres (Academia Nacional de Farmacia y Bioquímica), la Dra. María Isabel Reinoso (COFA – Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires), el Dr. José Oyhamburu(COFyBCF), el Dr. Rubén Sajem (COFyBCF), el Dr. Federico Montes de Oca (Asoc. Argentina de Farmacia y Bioquímica Industrial – SAFyBI) y también integrantes del Claustro de Graduados de la FFyB – UBA .
Las entidades expusieron en forma conjunta las acciones que se están llevando adelante, y se comprometieron a trabajar en forma coordinada en la defensa de las incumbencias profesionales y para hacer frente a los riesgos que puedan amenazar la actividad profesional farmacéutica.

  • 0

Medicalización de la infancia: ¿medicamentos para los niños o para la escuela?

Los datos muestran los picos de dispensa coincidentes con el inicio de las clases

¿Qué es el THDA? Un trastorno diagnosticado desde la niñez

El Trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) es un problema causado por la presencia de una o más de estas condiciones: no ser capaz de concentrarse, ser hiperactivo o no ser capaz de controlar el comportamiento.

Causas

El trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) a menudo comienza en la niñez. Sin embargo, puede continuar en la adultez. El THDA se diagnostica más a menudo en niños que en niñas. No hay claridad sobre la causa del THDA. Puede estar vinculado a los genes y a factores en el hogar o sociales.

Síntomas

Los síntomas del THDA se dividen en tres grupos:

  • No ser capaz de concentrarse (desatención o falta de atención)
  • Ser extremadamente activo (hiperactividad)
  • No ser capaz de controlar el comportamiento (impulsividad)

Algunas pacientes con THDA tienen principalmente síntomas de desatención. Algunos tienen principalmente síntomas impulsivos e hiperactivos. Otros tienen una combinación de estos comportamientos. El abordaje de la problemática debe ser  interdisciplinario.

Las drogas utilizadas para este trastorno son: metilfenidato y atomoxetina.

El metilfenidato es un  estimulante del sistema nervioso central moderado. Su modo de acción no está completamente comprendido, pero se presume que acciona el sistema activador del tallo encefálico y la corteza cerebral para producir su efecto estimulante. Su dispensa se realiza bajo receta oficial (Psi II).En nuestro país es comercializado por 4 laboratorios.

La atomoxetina es un inhibidor selectivo de la recaptación de norepinefrina. Su efecto terapéutico en el TDAH se considera relacionado con su potente inhibición del transportador presináptico de norepinefrina, con afinidad mínima por otros receptores noradrenérgicos u otros transportadores o receptores de neurotransmisores. Su expendio es bajo receta archivada. Es comercializado por 2 laboratorios.

Ambas están indicadas para niños a partir de los 6 años, adolescentes y adultos y tienen múltiples efectos adversos, algunos de ellos severos.

Se realiza a continuación un análisis de las dispensas de metilfenidato y atomoxetina durante 2015, 2016 y hasta mayo del 2017 inclusive, siendo el primero el más prescripto.

Puede observarse que los picos de consumo coinciden con la época escolar, disminuyendo en las vacaciones. La necesidad de concentración para el desarrollo normal de las actividades durante el período escolar, en concordancia con el mejoramiento de la conducta, explicarían este comportamiento  en la variabilidad de las dispensas. (Gráfico Nº1)

Gráfico Nº1. Datos QuintilesIMS. Producción propia.

Se realiza, para una mejor observación, un gráfico de dispersión tomando al mes de enero de 2015 como base 0, y  como período de estudio el año 2016 y hasta mayo del 2017.

Gráfico Nº2. Datos QuintilesIMS. Producción propia.

En el caso del metilfenidato, el mes de marzo, tanto de 2016, como de 2017, muestra sus picos de dispensa coincidente con el inicio de las clases. En marzo de 2017, se evidencia un aumento del 11,09% con respecto al mismo mes del año anterior. Igual comparación se realiza con atomoxetina, y la variación interanual en unidades alcanza al 2,97%. El metilfenidato sigue siendo el más prescripto, su promedio mensual de dispensas durante el 2016, fue de 12.350 unidades, contra 4.025 unidades para atomoxetina. Es decir  que el primero triplica en ventas al segundo.

Con estos resultados surge un gran dilema y es si la medicación ha pasado a ser incorporada como algo que resuelve problemas de conducta y de aprendizaje, lo que solucionaría en forma rápida las dificultades que un niño puede tener en su adaptación al ritmo escolar. Si a esto sumamos la idea de la urgencia en la resolución de los problemas, tenemos como resultado la medicalización de la infancia.

Fuente: Observatorio COFA


  • 0

Síndrome urémico hemolítico: se duplicaron los casos en la Ciudad de Buenos Aires

🔸¿Qué es?  Es una enfermedad provocada por la bacteria Escherichia Coli. Genera daño de riñones, daño de glóbulos rojos, problemas en el sistema nervioso central.

🔸¿Cómo se contagia?  Por alimentos: carne vacuna mal cocida, vegetales mal lavados; por falta de higiene; por agua contaminada.

🔸¿Quiénes son los más afectados?  Niños y niñas de hasta 10 años.

🔸¿Se puede prevenir?  Sí. Cocinando bien la carne, lavando bien los vegetales, lavándose las manos luego de ir al baño. Aunque es un problema de salud pública por la producción de alimentos, la alimentación de la población y el acceso al agua potable.


Calle Florida, Buenos Aires

En lo que va del 2017 se duplicaron los casos de Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) en la Ciudad de Buenos Aires, según los datos oficiales del Boletín de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud de la Nación, que muestra que ya se produjeron 26 casos de SUH en la Ciudad, contra 13 en el mismo periodo de 2016.

Argentina tiene la mayor incidencia mundial de esta grave enfermedad en menores de 5 años y a lo largo de los años las estadísticas no mejoran, manteniendo un promedio aproximado de 400 casos anuales.

El Síndrome Urémico Hemolítico es provocado por la bacteria Escherichia coli, presente en las heces de los rumiantes, que las personas pueden contraer por la ingesta de carne mal cocida (principalmente carne picada), falta de higiene luego de ir al baño, agua contaminada (ya sea para riego, para beber o en piletas poco cloradas), contaminación cruzada de alimentos, interrupción de la cadena de frío de los lácteos, y también por frutas o verduras mal lavadas. También se puede contagiar de persona a persona. Una vez que ingresa al organismo, a través de alguna de todas esas vías, la bacteria (que cuenta con una amplia variedad de cepas) puede adherirse a las paredes del intestino y empezar a liberar la toxina shiga, que es un “veneno” que se va esparciendo por el organismo dañando diferentes órganos: suele dañar los riñones, provocar la destrucción de los glóbulos rojos y las plaquetas y puede afectar el sistema nervioso central. Un cuadro que, para chicos de menos de cinco años (el grupo de edad de mayor incidencia) puede provocar la muerte o dejar secuelas de por vida.

Intentando darle una explicación a semejante nivel de desconocimiento, Federico asegura: “El SUH es una enfermedad políticamente incorrecta porque deja al desnudo muchas falencias políticas y de la sociedad. Una de las vías de transmisión es el agua contaminada, en un país donde faltan cloacas y agua de red, tampoco tenés un control de los alimentos como debería haber, en los jardines no se hacen los controles que se deberían hacer. Son todas cosas que debería hacer el Estado. Entonces, todo lo que no se hace queda reflejado con esta enfermedad”.

Además, la bacteria E. coli tiene la característica de ser sumamente efectiva. “Para contraer cólera, se necesitan 10 millones de la bacteria que lo produce. Para la salmonella, son necesarias 1 millón de bacterias. Para el SUH, alcanza con sólo 100 bacterias”, explica el doctor López. “Es una bacteria muy eficiente para dar la enfermedad”. Y una vez adquirida la enfermedad, no hay tratamiento, sólo una terapia de sostén.

Gerardo Leotta, investigador del CONICET que pertenece a la Red de Seguridad Alimentaria, realizó una investigación de toda la cadena de carne bovina, y llegó a la conclusión de que si bien es cierto que la carne es un alimento de riesgo para la bacteria Escherichia coli, encontraron menos cantidad de la cepa O-157 (una de las principales causantes de la enfermedad) de la que esperaban. “Siempre se identifica a la carne como la causa de esta enfermedad, pero no se trabaja con los jardines de infantes para prevenirla”, afirma Leotta. “No sabemos qué hacen colegios o jardines para prevenirla”, añade.

Caracciolo coincide en la falta de controles: “Los controles que tenemos no son suficientes. Por ejemplo, las verduras muchas veces llegan contaminadas a las verdulerías. Lo que resulta en que la única barrera para evitar la bacteria Escherichia coli es el ama de casa que debe tomar todos los recaudos necesarios. Es como pelear 10 personas contra un ejército”.

“Que haya más o menos casos de SUH depende exclusivamente de la casualidad, no de la causalidad. En Argentina no se hace absolutamente nada para tratar de evitarlo. No hay una sola campaña de prevención”, afirma Miguel Angel Caracciolo, presidente de la Asociación para la Prevención del Síndrome Urémico Hemolítico (APRESUH)

Fuentes: Rosario Medina - Clarín; Fundación Soberanía Sanitaria

  • 0

El fallo de la Corte Suprema contra la instalación de Farmacity en Mendoza

La justicia mendocina había dado por concluido un juicio de los farmacéuticos contra la instalación de la megacadena en esa provincia argentina, pero ahora la Corte Suprema de la Nación dijo que el juicio sigue. Los farmacéuticos mendocinos dicen que la cadena Farmacity, es  un “monopolio despersonalizado”, con “sede en un paraíso fiscal”. En esta nota, el fallo completo.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó reactivar una causa judicial que involucra a la cadena de farmacias Farmacity y al Gobierno de Mendoza (que permitió su instalación), por la supuesta violación, de normas que rigen la radicación y actividad de establecimientos farmacéuticos en la provincia. En su momento, la demanda fue presentada por el Colegio  Farmacéutico local y cámaras empresarias del sector.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza había decretado la “caducidad de instancia” de la causa, o sea el archivo del expediente por falta de “impulso procesal”.

Pero la Corte Suprema de Justicia de la Nación revisó ese fallo en una instancia superior e invalido la sentencia de la Suprema Corte de Mendoza porque “no se tuvieron en cuenta medidas de prueba pedidas por los demandantes que son farmacéuticos mendocinos colegiados que consideran que se ha vulnerado la legislación provincial”.

La acción “procesal administrativa” contra el gobierno mendocino  fue promovida por el Colegio Farmacéutico, la Cámara de Farmacias y el Centro de Empresarios Farmacéuticos de Mendoza.

Las entidades sostuvieron en la demanda que la cadena Farmacity, es  un “monopolio despersonalizado”, con “sede en un paraíso fiscal”, que vulneró normas cuando, a partir de 2008, decidió adquirir las marcas mendocinas Del Águila y Farmacias Mitre.

Los afectados advirtieron, además, que el manejo de los medicamentos  en la provincia, “ponen en riesgo la salud y seguridad pública de la población”.

Para el Colegio Farmacéutico de Mendoza “se violaron normas sobre transferencias de fondos de comercio y requisitos para el establecimiento en la provincia de ese tipo de comercios”.

Según la demanda se trató de un proceso ilegítimo, porque mientras la ley 7.303 de 2004, que regula a las sociedades colectivas o de responsabilidad limitada del sector, fija hasta 2 farmacias por persona física o ideal como tope, Farmacity, al comprar Del Águila y Mitre, explota 21 sucursales.

En Mendoza hay otras farmacias con más de dos sucursales, pero los demandantes aclararon que son preexistentes a la ley.

La resolución de la Corte Suprema de la Nación  que dejó “sin efecto” la sentencia de caducidad de instancia y remitió el expediente al “tribunal de origen” para que “se dicte un nuevo fallo”, fue firmado por su presidente, Ricardo Lorenzetti, y los ministros Elena Highton, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti.

Farmacity en un comunicado dijo confiar en la validez de la aprobación de su operatoria comercial en la provincia.

“Farmacity confía en que finalmente prevalecerá la validez del acto administrativo del Gobernador de la provincia que, en el año 2011, aprobó la operatoria comercial”, indicó en un comunicado.

Ver la sentencia completa aquí

Fuente: Pharmabaires

  • 0

Alimentos infantiles: tienen baja calidad nutricional y publicidad engañosa

Lo advierte un estudio que analizó galletitas, postres y cereales

El 87% de los cereales para desayuno, postres y galletitas dulces contienen una cantidad excesiva de uno o más nutrientes críticos como sodio, azúcares libres o grasas, lo que indica baja calidad nutricional, reveló un estudio realizado por la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) Argentina, en colaboración con la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps) y la Universidad Católica de Santa Fe.

El estudio, realizado entre mayo de 2016 y el mismo mes de este año sobre 301 productos entre galletitas dulces, postres y cereales de desayuno, tuvo como objetivo analizar la calidad nutricional de los productos seleccionados y, en paralelo, detectar las técnicas de marketing en sus envases.

Al respecto, la investigación reflejó que 4 de cada 10 envases de cereales, postres y galletitas de baja calidad nutricional utilizan mensajes tales como “Fuente de vitaminas y minerales” o “50 por ciento de calcio diario recomendado”.

Estas frases, incorporadas por la industria de alimentos para que los consumidores identifiquen a los productos como saludables, muchas veces no refleja su calidad nutricional, según relevó el estudio.

A su vez, la investigación reportó que 3 de cada 10 de estos productos altos en sodio, grasas o azúcar presentan personajes en sus envases, tanto aquellos creados por la marca como los que incluyen deportistas y celebridades.

Aunque en menor medida, también se verificó la presencia de otras técnicas de marketing como la entrega de regalos, los envases coleccionables, los juegos y los mensajes de salud (“huesos fuertes”, por ejemplo).

 “Los resultados del estudio evidencian que la regulación de envases en Argentina no es efectiva para la protección del derecho a la salud, a la alimentación adecuada y a la información de los consumidores”, declaró Lorena Allemandi, directora del área de políticas de alimentación saludable de FIC Argentina.

“Por el contrario, la normativa vigente del etiquetado habilita a la industria de alimentos a incorporar información que confunde al consumidor y técnicas que buscan atraer a los chicos al consumo de productos no saludables”, agregó.

 
Fuente: Télam

  • 0

España: sancionan a un médico por recetar medicamentos caros

En su defensa el profesional alegó que no tiene por qué conocer los precios de lo que receta. Los límites de la libertad de prescripción.

Se dio a conocer la sanción a un médico en España por excederse en los valores de las recetas que prescribía, de acuerdo a lo acordado en las normativas para la sanidad pública. La sanción se la impuso en primer término la Conserjería de Sanidad de Galicia, y luego fue confirmada por la justicia.

El Juzgado consideró que el incumplimiento de los indicadores de prescripción farmacéutica, que se impusieron para racionalizar el gasto sanitario, es una falta grave. La sanción económica que se le impuso al médico fue el equivalente a un mes de sus honorarios.

La Administración de Galicia aprobó acuerdos de gestión con el fin de controlar la prescripción de medicamentos que realizan los médicos. Las indicaciones a cumplir eran, en el momento de la sanción al médico: el costo medio por receta debe ser menor a 13 euros. El porcentaje de prescripción de genéricos debe ser mayor al 41 por ciento. La prescripción de novedades terapéuticas debe ser menor al 1,5 por ciento. Estos acuerdo son firmados y aceptados expresamente por el médico.

El perfil de prescripción del médico sancionado en el periodo analizado fue en costo/recetas 17,68 euros (estándar 13 euros); en genéricos, 24,75 por ciento (estándar 41 por ciento); en alteraciones terapeúticas no eficientes, 43,5 por ciento (estándar 16 por ciento). También el médico se excedió al recetar novedades terapéuticas: 43,5 por ciento (el estándar a cumplir es 16 por ciento).

En su descargo, el médico argumentó que no cumple con los estándares que se le solicitan porque la prescripción de novedades terapéuticas está justificada, porque no tiene por qué saber el precio de los medicamentos ya que este es un problema entre los administradores de la sanidad y la industria, y que como médico tiene libertad de prescripción. 

Respecto a la libertad de prescripción en la sanidad pública, el fallo reconoce que es un derecho innegable del facultativo, pero no es absoluto y tienen sus límites. Esta libertad de prescripción es la que también alegaron las corporaciones que defendieron al médico durante este caso, con resultado negativo, ya que recayó sobre el médico la sanción avalada por la justicia.

En los informes periciales que solicitó el juzgado, se evaluó, como ejemplo, que no existen datos objetivos para concluir que la pitavastatina (ampliamente recetada por el médico sancionado) fuera más beneficiosa para la salud del enfermo que otras estatinas, como la atorvastatina, con menos complicaciones y menor gasto para el sistema público. El precio de la pitavastatina por receta, que el médico alegó desconocer, es de 31,39 euros mientras que el de la atorvastatina es de 9,38 euros.

La sentencia acusa al facultativo de no cumplir con sus obligaciones, entre otras, “ejercer la profesión con lealtad, eficacia y observancia de los principios deontológicos, científicos y éticos; cumplir con diligencia las instrucciones recibidas de sus superiores jerárquicos, y colaborar eficazmente en la consecución de los objetivos cuantitativos”.


  • 0

“Enfermedades con hinchadas”, estrategias y lobby para vender medicamentos

“Hay enfermedades con hinchadas”, señaló María Cristina Cortesi, abogada de la Superintendencia de Servicios de Salud y autora de varios libros sobre derecho sanitario y el régimen jurídico del medicamento, durante una jornada sobre “La judicialización de la salud”.

Cortesi también afirmó que “los jueces, excepto algunas juezas, no tienen idea” cuando fallan a favor de los recursos de amparo que obligan a las obras sociales y al Estado a suministrar un medicamento, aunque su eficacia no esté demostrada. Durante su exposición, en el marco de una jornada organizada por el Comité de Bioética del Hospital de Clínicas, Cortesi opinó que las asociaciones de pacientes pueden resultar “grupos positivos”.

“Pero a veces hay intereses que los incentiva a actuar como grupos de presión”, agregó.

“Por eso decimos que hay enfermedades como el Chagas y enfermedades con hinchada, porque detrás están los intereses de la industria farmacéutica”, subrayó.

El antecedente más grotesco de la mascarada de los laboratorios detrás de los pacientes fue The Max Foundation Argentina auspiciada por Novartis que patrocinaba desde las sombras los juicios contra las obras sociales para que proveyeran el medicamento oncológico Glivec. Glivec y The Max Foundation fueron la punta del iceberg pues casi las enfermedades que requieren de medicamentos de alto costo tienen alguna asociación de pacientes que presiona a las obras sociales sindicales o provinciales, a las privadas y al Estado, cuando hay resistencias a pagar los costosos tratamientos.

Una investigación de IEPS/AAPM consiguió un listado de esas asociaciones financiadas por la industria y detectó como el laboratorio AbbVie patrocina al Programa Juntos de la asociación de pacientes que requieren del medicamento Humira, al cual la ANMAT le concedió a fines del año pasado su décima indicación. El Programa Juntos no es el único pues ingresando al Facebook del Grupo Amar La Plata (de pacientes con artritis reumatoide) que patrocina AbbVie , hay “recomendaciones” y listado de asociaciones de pacientes, clasificados según el medicamento que consumen.

El particular listado incluye las siguientes direcciones y contactos:
CERTOLIZUMAB ( CIMZIA) LAB. MONTPELIER PROGRAMA SUPERAR
TEL.08003337877
ETARNECEPT (ENBREL) LAB PFIZER PROGRAMA ENCUENTRO
TOFATICINIB (XELJANZ) TEL. 08008888588
TOCILIZUMAB (ACTEMRA) LAB. ROCHE PROGRAMA MAS CERCA
RITUXIMAB (MABTHERA) TEL. 08007776234
ABATACEPT (ORENCIA) LAB. BRYSTOL PROGRAMA PASOS

La Federación Argentina de Enfermedades Poco Frecuentes (FADEPOF), respondió recientemente a las advertencias del Consejo de Obras Sociales Provinciales sobre los medicamentos de alto costo que consumen la mayor parte de los presupuestos y ponen en riesgo la atención a 7 millones de personas.

Luciana Escati Peñaloza, Directora Ejecutiva de la Federación, afirmó que “la normativa actual impide que el Estado compre de modo directo a las casas matrices de los laboratorios, lo que produce un incremento desmedido y poco controlado”, del que responsabilizó a las droguerías intermediarias.

La propuesta de la federación consiste, entonces, en comprar los medicamentos de alto costo a las casas matrices en Estados Unidos o Europa. De ninguna manera confrontar con los abusos de precios y el monopolio de las patentes. NI buscar alternativas más baratas en los mercados de India o China. Quizás sí, conseguir alguna módica rebaja. Y hay que admitir que este gobierno no controla ni regula ni interviene en el mercado.

Un relevamiento de 69 sitios web de asociaciones de pacientes de Estados Unidos e internacionales indicó que la tercera parte de sus fuentes de financiamiento “no son transparentes”, el 46 por ciento de esas asociaciones no publicaron su informe financiero anual y ninguna comunicó claramente el porcentaje de donaciones que proviene de la industria farmacéutica (BMC Public Health 2006).

En Estados Unidos el 20 por ciento del financiamiento de siete asociaciones de pacientes proviene de donaciones de compañías farmacéuticas. De las siete, cuatro han participado en actividades relacionadas con la mongering disease : mecanismos para ampliar inútilmente las definiciones de las afecciones con el objetivo de tener más pacientes y aumentar de esta forma el mercado del medicamento, denunciaron Jessica Marshall y Peter Aldhous en el ensayo “Patient groups special Patient groups special: Swallowing the best advice?”, publicado por New Scientist en 2006.

La Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis (ASSCAT) fue beneficiada con 400 mil euros de donación durante 2014, cuando el laboratorio Gilead comenzó la presión en ese país para que fuese aprobado su medicamento Sovaldi.

“Colaboramos en lo que podemos con todos los laboratorios y con sus aportaciones mantenemos la web y soltamos globos en el Día Internacional de la Hepatitis”, explicaron sus voceros sobre el destino de la subvención.

Cortesi explicó que el tema más grave de la judicialización de la salud “es el acceso al medicamento”.

A los jueces “no les interesa quien pague, pero sostienen al fallar en favor de los recursos de amparo que alguien tiene que cubrir el medicamento”, explicó la profesional.

A partir de los tratados internacionales incluidos en la Constitución reformada en 1994 “ha avanzado una confusión deliberada entre el derecho del paciente y el derecho del consumidor. O sea en la relación médico-paciente, es el paciente el que manda”. “Es así que la relación médico-paciente se transformó en una relación basada en resultados”, enfatizó.

Cortesi consideró que la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (incluidos medicamentos) que será creada por decreto presidencial antes de fin de año “es una muy buena idea”, pero igualmente puso en dudas que los jueces acepten sus resoluciones. “Las resoluciones de la Agencia no necesariamente para los jueces serán vinculantes. Ojalá me equivoqué pero me temo que los juicios van a seguir”, vislumbró.

Cortesi explicó que todas las demandas toman como referencia el artículo 75 de la Constitución reformada en 1994 que incorpora los tratados internacionales que consideran a la salud como un derecho humano.

“Esas medidas cautelares que obligan a una obra social a entregar un medicamento en 24 horas son autosatisfactivas porque ningún juez en 24 horas tiene tiempo de pensar, pero quiere ir a dormir con la conciencia tranquila y concede la cautelar”.

“Pero si después el medicamento no era el indicado alguien se hace responsable?”, se preguntó.

El profesor Héctor Buschiazzo, experto en farmacología de la Universidad Nacional de La Plata, avisó durante el debate que “los médicos están trabajando para la industria”, cuando alientan las demandas judiciales contra las obras sociales o el Estado.

“Los médicos, especialmente los que atienden en ciudades del interior, ganan cada vez menos y los laboratorios cada vez más”, aseguró. Buschiazzo aclaró que hay “médicos o grupos de médicos” en la Ciudad de Buenos Aires que están ajenos a ese deterioro de los ingresos y que por el contrario son los que se favorecen del actual sistema de salud.


Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter