Diputados contra las farmacias polirrubro

Diputados contra las farmacias polirrubro

Un proyecto de ley quiere evitar que se vendan en las farmacias productos ajenos a la salud.

El proyecto busca evitar que “se tergiverse el verdadero rol de las farmacias, consistente en la provisión de un servicio de utilidad pública”, centrado en la dispensa de medicamentos y productos para la salud de la población.

También se considera que el hecho de que existan establecimientos farmacéuticos que puedan expender otra clase de bienes tales como golosinas, bebidas, comestibles, artefactos para el hogar u oficinas, juguetes, indumentaria, etc., “es algo que poco tiene que ver con la actividad propia de una farmacia y sí con la ampliación de un negocio en busca de obtener ganancias con la venta de productos que escapan al contralor de la autoridad sanitaria competente.”, según advierten los diputados autores del Proyecto.

El proyecto está enmarcado en los alertas que se viene dando por la ampliación de las cadenas de farmacias polirrubro, algunas sustentadas desde fondos de inversión y sociedades anónimas y que piden cambios en las legislaciones a su favor, y la discusión entre los modelos de farmacia, sanitario vs. “shoping”.

Lo que propone el proyecto es modificar los art. 1 y 2 de la Ley Nacional 17.565 para que queden redactados de esta forma:

LEY 17.565 – ARTÍCULO 1º: Modificase el Artículo 1° de la Ley 17.565, el que quedará redactado de la siguiente forma:
ARTÍCULO 1°: “La preparación de recetas, el expendio de drogas, medicamentos, incluidos los denominados de venta libre y de especialidades farmacéuticas, cualquiera sea su condición de fraccionamiento, sólo podrán ser efectuadas en todo el territorio de la Nación en farmacias habilitadas.
Los medicamentos denominados de venta libre deberán ser expendidos personalmente en mostrador por farmacéuticos o personas autorizadas para tal fin.
La autoridad sanitaria competente podrá disponer la incorporación de otro tipo de productos, en el caso que éstos tengan una relación directa con el cuidado de la salud pública y que estén dentro de su órbita de control.
Su venta y despacho fuera de estos establecimientos se considera ejercicio ilegal de la farmacia y, sin perjuicio de las sanciones establecidas por la ley, los que la efectúen podrán ser denunciados por infracción al Código Penal”.
ARTICULO 2°: Modificase el Artículo 2° de la Ley 17.565, el que quedará redactado de la siguiente forma:
ARTICULO 2°: “Las farmacias deberán ser habilitadas por la autoridad sanitaria competente quedando sujetas a su fiscalización y control; la que podrá suspender la habilitación o disponer su clausura cuando las condiciones higiénico-sanitarias, la insuficiencia de elementos, condiciones técnicas o deficiencias de las prestaciones, o la venta de productos no autorizados así lo hiciere pertinente.
Las máximas autoridades sanitarias a nivel nacional y provincial se encuentren facultadas para autorizar a título precario, en zonas en donde no actúen farmacéuticos, el establecimiento de botiquines de medicamentos, debiendo determinar las condiciones administrativas, debiendo determinar las condiciones administrativas e higiénico-sanitarias de los mismos.
Los programas nacionales, provinciales, municipales o comunales destinados a la provisión de medicamentos o productos mencionados en el artículo 1° de la presente ley, deben contar con la supervisión de farmacéuticos, conforme lo regule la autoridad jurisdiccional competente.
ARTÍCULO 3º: De forma.

Ver el proyecto de Ley completo  AQUÍ


Leave a Reply

Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter

Buscador de Noticias