España: sancionan a un médico por recetar medicamentos caros

España: sancionan a un médico por recetar medicamentos caros

En su defensa el profesional alegó que no tiene por qué conocer los precios de lo que receta. Los límites de la libertad de prescripción.

Se dio a conocer la sanción a un médico en España por excederse en los valores de las recetas que prescribía, de acuerdo a lo acordado en las normativas para la sanidad pública. La sanción se la impuso en primer término la Conserjería de Sanidad de Galicia, y luego fue confirmada por la justicia.

El Juzgado consideró que el incumplimiento de los indicadores de prescripción farmacéutica, que se impusieron para racionalizar el gasto sanitario, es una falta grave. La sanción económica que se le impuso al médico fue el equivalente a un mes de sus honorarios.

La Administración de Galicia aprobó acuerdos de gestión con el fin de controlar la prescripción de medicamentos que realizan los médicos. Las indicaciones a cumplir eran, en el momento de la sanción al médico: el costo medio por receta debe ser menor a 13 euros. El porcentaje de prescripción de genéricos debe ser mayor al 41 por ciento. La prescripción de novedades terapéuticas debe ser menor al 1,5 por ciento. Estos acuerdo son firmados y aceptados expresamente por el médico.

El perfil de prescripción del médico sancionado en el periodo analizado fue en costo/recetas 17,68 euros (estándar 13 euros); en genéricos, 24,75 por ciento (estándar 41 por ciento); en alteraciones terapeúticas no eficientes, 43,5 por ciento (estándar 16 por ciento). También el médico se excedió al recetar novedades terapéuticas: 43,5 por ciento (el estándar a cumplir es 16 por ciento).

En su descargo, el médico argumentó que no cumple con los estándares que se le solicitan porque la prescripción de novedades terapéuticas está justificada, porque no tiene por qué saber el precio de los medicamentos ya que este es un problema entre los administradores de la sanidad y la industria, y que como médico tiene libertad de prescripción. 

Respecto a la libertad de prescripción en la sanidad pública, el fallo reconoce que es un derecho innegable del facultativo, pero no es absoluto y tienen sus límites. Esta libertad de prescripción es la que también alegaron las corporaciones que defendieron al médico durante este caso, con resultado negativo, ya que recayó sobre el médico la sanción avalada por la justicia.

En los informes periciales que solicitó el juzgado, se evaluó, como ejemplo, que no existen datos objetivos para concluir que la pitavastatina (ampliamente recetada por el médico sancionado) fuera más beneficiosa para la salud del enfermo que otras estatinas, como la atorvastatina, con menos complicaciones y menor gasto para el sistema público. El precio de la pitavastatina por receta, que el médico alegó desconocer, es de 31,39 euros mientras que el de la atorvastatina es de 9,38 euros.

La sentencia acusa al facultativo de no cumplir con sus obligaciones, entre otras, “ejercer la profesión con lealtad, eficacia y observancia de los principios deontológicos, científicos y éticos; cumplir con diligencia las instrucciones recibidas de sus superiores jerárquicos, y colaborar eficazmente en la consecución de los objetivos cuantitativos”.


Leave a Reply

Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter

Buscador de Noticias