Alerta por rabia: recomiendan vacunar a las mascotas y que se extremen los cuidados

  • 0

Alerta por rabia: recomiendan vacunar a las mascotas y que se extremen los cuidados

Los distritos afectados por casos de rabia son por ahora Luján, La Plata, Vicente López, Ameghino y Pergamino, todos en la provincia de Buenos Aires. Las características de la enfermedad y cómo detectarla.

El ministerio de Salud bonaerense detectó e identificó cinco casos de rabia en murciélagos en los distritos de Luján, La Plata, Vicente López, Ameghino y Pergamino, por lo cual especialistas en zoonosis de la cartera distribuyeron vacunas antirrábicas para aplicar a los animales domésticos susceptibles de contraer el virus.

Las muestras habían dado resultado positivo en el Laboratorio de Zoonosis Urbanas de Avellaneda y en el Instituto Biológico de La Plata, por lo que de inmediato “se informó a las comunas que inicien las acciones de control de foco en un radio de 400 metros a la redonda desde donde se encontró el murciélago infectado con rabia”.

Funcionarios de Salud informaron que “hasta el momento no se ha registrado ningún caso de perros o gatos que hayan sido contagiados por estos murciélagos” y dijeron que “desde el año 1981 no se registra en la provincia ningún caso de rabia humana”.

El director de Epidemiología, Iván Insúa, explicó que “por año se registran entre 10 y 15 casos de rabia en murciélagos por mordeduras a mascotas”, pero aseguró que “si los perros y gatos son vacunados una vez al año desde los 3 meses de edad, no hay riesgo de transmisión de la rabia a las personas”.

Esta enfermedad puede afectar a los animales domésticos porque los murciélagos infectados se arrastran y eso permite que perros y gatos intenten cazarlos. “Ante este tipo de situación el murciélago se defiende y muerde trasmitiendo el letal virus de la rabia, que a su vez puede transmitirse a las personas”, dijo.

Finalmente, se recomendó que “en caso de que se encuentre un murciélago en el piso o en el algún taparrollo, lo aconsejable es no tocarlo, taparlo con un balde, evitar el contacto con los animales del hogar y llamar al centro de Zoonosis municipal para que sea un profesional quien lo retire y lo envíe al laboratorio para su análisis”.

El alerta

Ante la detección de murciélagos con rabia en distritos bonaerenses, las alertas se elevaron ya que suelen ser el primer eslabón para contagiar tanto a personas y a los animales domésticos como gatos y perros, estos últimos son los responsables del 99% de que la enfermedad llegue a los humanos según la Organización Mundial de la Salud ( OMS ).

El organismo internacional define a la rabia como una enfermedad vírica infecciosa que resulta mortal en casi todos los casos una vez que han aparecido los síntomas clínicos. Se trata de una enfermedad presente en todos los continentes excepto en la Antártida, pero más del 95% de las muertes humanas se registran en Asia o en África. En general, las muertes causadas por la rabia raramente se notifican, y los niños de 5 a 14 años son víctimas frecuentes.

Cada año se administran vacunas tras una mordedura a más de 15 millones de personas en todo el mundo; de este modo se previenen cientos de miles de muertes anuales por rabia.

La infección en las personas suele producirse por la mordedura o el arañazo profundos de un animal infectado. En América, los murciélagos son la principal fuente de infección en los casos mortales de rabia, puesto que la transmisión a ser humano por mordedura de perros rabiosos se ha interrumpido casi por completo. La rabia del murciélago se ha convertido recientemente en una amenaza para la salud pública en Australia y Europa Occidental. Los casos mortales en humanos por contacto con zorros, mapaches, mofetas, chacales, mangostas y otros huéspedes carnívoros salvajes infectados son muy raros, y no hay casos conocidos de transmisión a través de mordeduras de roedores.

Los síntomas tras una mordedura o contacto con animales infectados no aparecen al instante. El periodo de incubación suele ser de 1 a 3 meses, pero puede oscilar entre una semana y un año, dependiendo de factores como la localización del punto de inoculación y la carga vírica.

La enfermedad puede adoptar dos formas

En la primera, la rabia furiosa, los enfermos presentan signos de hiperactividad, excitación, hidrofobia (miedo al agua) y, a veces, aerofobia (miedo a las corrientes de aire o al aire libre), y la muerte se produce a los pocos días por paro cardiorrespiratorio.

La otra forma, la rabia paralítica, representa aproximadamente un 30% de los casos humanos y tiene una evolución menos grave y, por lo general, más prolongada. Los músculos se van paralizando gradualmente, empezando por los más cercanos a la mordedura o el arañazo. El paciente va entrando en coma lentamente y acaba falleciendo. A menudo, la forma paralítica no se diagnostica correctamente, lo cual contribuye a la subnotificación de la enfermedad.

Fuentes: La Nación, Ministerio de Salud bonaerense, agencia DyN

Leave a Reply

Suscripción

  1. requerido
  2. requerido
  3. (ingrese email valido)
 

En Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

En Twitter